Libros, librerías
Libros, librerías EUROPA PRESS

Por ello, desde la Dirección de Comercio y Protección del Consumidor se ofrecen una serie de recomendaciones relacionadas con la adquisición de libros y material escolar de cara a este inicio de curso.

El primer paso a seguir es el de la información. Se recomienda informarse en ayuntamientos, la Administración regional y el Ministerio de Educación de la posible existencia de ayudas y becas para la adquisición de libros de texto, comedor escolar y transporte.

Antes de acudir a librerías, supermercados o grandes superficies,

así como a Internet, es conveniente comprobar el material que con el que ya se cuenta y que se puede utilizar.

La directora general de Comercio y Protección del Consumidor, Francisca Cabrera, destacó que "es importante planificar" y recomendó comparar precios y hacer un listado de lo que realmente se necesita.

Cabrera añadió que "la premisa de reducir, reciclar, reutilizar y reparar es muy importante cuando se quiere evitar gastos innecesarios. Hay que ser consciente de las necesidades reales y del material que hay en casa, y que se puede volver a utilizar, reduciendo con ello el consumo".

Por otro lado, desde la Dirección General de Comercio y Protección del Consumidor se recomienda transmitir a los niños la relevancia de un consumo responsable, y hacerles comprender la importancia de ser respetuoso con el medio ambiente, con los recursos naturales escasos, y que reutilizar y reciclar es algo bueno para todos.

ADQUISICIÓN DE LIBROS

Si los libros se adquieren a través de Internet o de librerías 'online', se debe consultar si existen gastos de envío y qué cantidad representan, ya que puede ocurrir que sean más baratos los libros, pero con los gastos de envío éstos resulten más caros.

Desde Consumo se recomienda revisar el código ISBN en el colegio, ya que el contenido del libro puede variar en función de la comunidad autónoma, ofreciendo datos específicos y particularidades para una zona geográfica concreta.

El libro también puede estar dividido en fascículos, método que utilizan las editoriales para evitar sobrecargar las mochilas y las espaldas de los escolares, aunque esto también puede incrementar el precio.

Una tendencia que se está desarrollando en los últimos años es llevar al colegio o instituto los libros usados, por si pueden servir para otros alumnos. En algunos centros se donan y en otros se hacen permutas, entregando los de un curso y llevándose los del curso siguiente.

También hay webs que venden libros usados, y hay que tener en cuenta que comparar los precios de nuevos y usados puede suponer un ahorro de unos 10 euros. Ahora bien, en estos casos es importante comprobar el año de la edición del libro de texto.

Otra de las recomendaciones es reutilizar los libros de hermanos mayores, familiares y amigos. Para ello es bueno que se forren los libros y que no se escriba en ellos, y en caso de tener que hacerlo que sea a lápiz.

Por último, si se contrata un crédito para la adquisición del material escolar, hay que tener en cuenta el tiempo de amortización, las cuotas mensuales a pagar y el tipo de interés. Es aconsejable informarse de si existen créditos especiales para la adquisición de libros escolares y si el crédito puede incluir una financiación más amplia para abarcar estancias, matrícula, uniformes, comedor, material escolar o transporte.

Consulta aquí más noticias de Murcia.