Según ha indicado la Subdelegación en una nota, el objetivo de este ejercicio, en el que también se han analizado como ejemplo los mecanismos coordinados puestos en marcha con ocasión de la llegada de 1.240 inmigrantes a las costas tarifeñas entre el 11 y el 13 de agosto de 2014, es contribuir a la mejora de la respuesta ante posibles futuras llegadas masivas por vía marítima y analizar necesidades de protección internacional dentro de las llegadas, para así derivarlas al procedimiento correspondiente.

Así, han participado representantes de organismos que, de forma habitual, intervienen en las tareas de rescate de inmigrantes en el Estrecho y en su posterior atención, como Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Salvamento Marítimo, Autoridad Portuaria, Cruz Roja Española, magistratura, fiscalía, abogados o Ayuntamiento.

Por su parte, De Torre ha señalado que Acnur "tiene a Tarifa en su mapa, lo que nos da garantías de que lo que hacemos, lo hacemos bien, trabajando de modo coordinado por los derechos humanos de cuantos inmigrantes irregulares llegan a nuestra tierra".

La representante de Acnur en España, Francesca Friz-Prguda, ha manifestado que el desarrollado es un ejercicio de seguimiento, tras el de Algeciras de 2014, cuyo objetivo es que los representantes de todos los organismos actuantes, "expertos cada uno en su campo de actuación, sepan identificar a posibles refugiados dentro de estos movimientos mixtos y derivarlos al procedimiento adecuado lo antes posible".

"Hay que tener en cuenta que los actuales movimientos migratorios de refugiados que se dan en el Mediterráneo, Oriente Medio o África, pueden variar su punto de destino y hay que reflexionar qué haríamos ante un supuesto de este calibre", ha dicho Friz-Prguda.

Así, ha indicado que "se trata de que todos los actuantes tengan una base de formación para que, ante una llegada masiva de 2.000 personas, estén preparados todos los aspectos de logística necesarios: espacios donde atenderles, abogados o jueces".

"Tarifa es un proyecto piloto, dada la experiencia vivida hace dos años y la reconocida solidaridad de sus habitantes, que queremos replicar en otros puntos", ha señalado.

El subdelegado del Gobierno ha destacado la generosidad de los tarifeños, "volcados en ayudar, especialmente en los días posteriores a las llegadas". De Torre ha añadido que este ejercicio "sirve para poder repasar, analizar y profundizar en lo que se hizo en esos días de 2014 y en qué podemos mejorar. Es un ejemplo de colaboración de las instituciones del Estado y el Ayuntamiento de Tarifa, con su población aportando su solidaridad".

Igualmente, ha subrayado la importante labor que realizan los más de 100 trabajadores de Salvamento Marítimo en la provincia de Cádiz, al igual que la Guardia Civil, la Cruz Roja y, posteriormente, el Cuerpo Nacional de Policía, que aplica la normativa vigente en Extranjería.

Finalmente, el subdelegado ha manifestado que si se analizan las cifras de inmigrantes llegados a la provincia, 1.800 el año anterior y 1.300 en lo que va de año, se puede comprobar que el número de solicitantes de asilo o refugio no llega al dos por ciento de los llegados y, de ésos, solo se reconoce el uno por ciento de los casos.

Asimismo, ha indicado que las peticiones de asilo en Cádiz son "relativamente pocas al año" y ha señalado que en 2014 fueron 98, de las que nueve fueron admitidas; en 2015 fueron 52, de las que se admitieron 15 y en lo que va de 2016 han sido 67, de las que se han admitido 12.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.