Concretamente, el Ayuntamiento ha recibido una carta de la Universidad de Granada en la que reclama el pago de una deuda de 1,6 millones de euros de acuerdo al justiprecio fijado en 2007 por unas expropiaciones hechas en estos terrenos y que están pendientes de pago.

Este requerimiento se suma a otro de la extinta Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) también por un solar en este mismo plan parcial por el que se requiere una cantidad próxima al millón de euros, según ha detallado Oliver en rueda de prensa.

Estas expropiaciones impagadas, sumando los intereses de demora, suponen una deuda de más de 2,7 millones de euros que, según ha remarcado el edil, no estaba prevista y que vuelve a poner al Ayuntamiento "a los pies de los caballos".

Ha lamentado de hecho que "cada día" vayan cayendo en manos del equipo de gobierno socialista nuevas deudas imprevistas que afectan a unas cuentas "exiguas y absolutamente esquilmadas; disfrazadas por el anterior gobierno (PP)" y que colocan al consistorio en una situación de "difícil equilibrio para conseguir tener un presupuesto en 2017".

Consulta aquí más noticias de Granada.