Según según informaron a Europa Press fuentes populares, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, recibirá, en este encuentro, el respaldo del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular para negociar con Ciudadanos, con la previsible aceptación de las seis condiciones que impuso el pasado miércoles Albert Rivera en el encuentro que mantuvo con el jefe del Ejecutivo.

Según estas mismas fuentes, Mariano Rajoy cuenta con un documento de apoyo realizado en Moncloa sobre las seis medidas que puso Cidudadanos sobre la mesa: Apartar a los cargos públicos imputados por corrupción; terminar con los aforamientos; una nueva ley electoral; acabar con los indultos a condenados por corrupción; limitación a dos mandatos del presidente del Gobierno y una comisión de investigación sobre el caso Bárcenas' y la financiación del Partido Popular.

En ese texto se analiza, entre otras cuestiones, la constitucionalidad de estas propuestas, las reformas que son necesarias para cumplirlas, las consecuencias que tendrían, así como el quorum necesario para realizar los cambios que pide el partido naranja o la tradición que se aplica. Por ejemplo, la reforma de la Ley Electoral sólo necesitaría de mayoría absoluta para reformarse pero forma parte de las 'reglas del juego' de la democracia y la tradición que se debe pactar entre todos los partidos.

Sin embargo, no es seguro que el jefe del Ejecutivo adjunte el citado documento a la propuesta que haga a sus compañeros de partido para que respalden las condiciones impuestas por Ciudadanos para negociar la investidura, o que simplemente lo utilice como un texto de apoyo para su discurso.

Los dirigentes del PP consultados por Europa Press dan por descontado que mañana se dará el visto bueno a las propuestas de Albert Rivera porque urge desbloquear la situación política y avanzar hacia la investidura de Mariano Rajoy logrando el 'si' del partido naranja.

Pero aunque la mayor parte de las declaraciones realizadas durante esta última semana por los dirigentes populares ha matizado varias de estas propuestas -por las mayorías reforzadas que se necesitarían para aprobarlas en la mayor parte de los casos-, los populares están a la espera de la propuesta concreta que realice mañana Mariano Rajoy.

En cualquier caso, los consultados dan por hecho que contará con el respaldo del partido y no prevén una votación nominal, sino que lo más probable es que se salve el voto, es decir, que quien no esté de acuerdo pueda decirlo en el turno de palabra que se abra tras la intervención del presidente.

INVESTIDURA, ANTES DE QUE EMPIECE LA CAMPAÑA DEL 25S

A estas seis condiciones, Albert Rivera añadió una más y es que Mariano Rajoy fijara la fecha de la investidura. El presidente dejó claro tras el encuentro con el líder de la formación naranja que ésta se sabría después del Comité Ejecutivo Nacional del PP y "nunca antes". Pero no precisó si el mismo día o en días posteriores.

Las fuentes consultadas por Europa Press no prevén que Mariano Rajoy desvele mañana la fecha, sino que lo hará con posterioridad y probablemente cuando se vea de nuevo con Albert Rivera. Pero las fechas que se vienen barajando están entre la última semana de agosto y la primera de septiembre.

En cualquier caso, estas mismas fuentes apuntaban que es previsible

que sea antes del día 9 de septiembre porque en esa fecha es cuando dan comienzo las campañas electorales de los comicios vascos y gallegos que se celebrarán el próximo 25 de septiembre.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.