Según ha indicado el Ayuntamiento de Cádiz en una nota, sobre las 11,00 horas se recibió una llamada de un ciudadano alertando de la existencia de buceadores saliendo del mar con espuertas llenas de esta especie, justo en la zona de Santibánez y El Chato.

Tras el aviso, agentes policiales se personaron en el lugar y observaron a dos jóvenes que portaban una espuerta completamente repleta de los llamados 'pepinos' o 'carajos de mar'. Junto a ellos iba otro joven que, al percatarse de la presencia policial, salió corriendo entre las dunas de la playa. No obstante, fue localizado posteriormente sentado junto a un vehículo en el que había tres espuertas de goma completas de holoturias.

Así, las cuatro espuertas, con aproximadamente 50 kilos de pepinos de mar cada una, fueron intervenidas y los animales ya han sido devueltos al mar desde una zodiac.

Cabe recordar que la Policía Local de Cádiz lleva incautada más de una tonelada de holoturias desde que, en el mes de mayo, comenzó la temporada de marisqueo de este equinodermo. La propia Policía Local gaditana, el Seprona de la Guardia Civil y la Inspección Pesquera aúnan esfuerzos para la protección de esta especie ante la proliferación de su captura para su posterior venta ilegal.

La ley Andaluza de Pesca excluye la extracción de esta especie. Hasta ahora, la holoturia no había sido una especie que se capturaba en gran cantidad en la zona de Cádiz, pero su desaparición en otros lugares que eran habitualmente los que soportaba la demanda de este producto ha generado un incremento en esta actividad para su exportación ilegal al mercado asiático a un alto precio.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.