Según ha informado la ATIB en un comunicado, la finalización del periodo voluntario de inscripción en el censo de explotadores turísticos del impuesto del turismo sostenible no ha significado la finalización de las altas.

El pasado 31 de julio, en el momento de la finalización del periodo voluntario de inscripción, los establecimientos censados eran 11.895 y el 95 por ciento de éstos había optado por la modalidad de tributación de estimación objetiva, lo que les obliga a presentar un anticipo del 40 por ciento de la liquidación anual de 2016 dentro de los primeros 20 días de septiembre. La totalidad de la recaudación del impuesto del turismo sostenible se destinará íntegramente a las finalidades incluidas a la Ley relacionadas con la mejora integral del producto turístico en Baleares.

El 81 por ciento de estas nuevas altas (324) se corresponden con viviendas vacacionales, mientras que en el mismo plazo se ha sumado nueve hoteles, 31 apartamentos, 29 cruceros y dos agroturismos. Por islas, 247 de los nuevos establecimientos censados durante agosto lo han sido en Mallorca, 61 en Menorca, 43 en Ibiza, 20 en Formentera, mientras que los otros 29 han sido cruceros no adscritos a ningún territorio.

El censo de explotadores turísticos del impuesto del turismo sostenible permanece abierto, puesto que es obligatoria la inscripción para cualquier establecimiento turístico que preste servicio de alojamiento.

A partir del 1 de agosto, los propietarios que cursen el alta quedarán sometidos a lo que dice la Ley General Tributaria sobre inscripciones extemporáneas en censos registrales, la normativa básica a la que se remite la Ley sobre estancias turísticas y para el impulso del turismo sostenible.