El detenido asaltaba viviendas aprovechando la ausencia de sus ocupantes, turistas o propietarios de segundas residencias.

El presunto autor de los hechos llegó al extremo, según el relato policial, de robar las propias llaves maestras que utilizaba el personal y se introducía en los apartamentos aprovechando que dicho personal se encontraba trabajando en otras estancias.

El autor utilizaba en sus desplazamientos varios vehículos de su propiedad para no ser reconocido tanto por posibles testigos como por la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, permaneciendo escasos minutos en los lugares seleccionados como objetivo. Uno de dichos vehículos, concretamente una furgoneta, tenía un rótulo de mudanzas.

La mayoría del botín de sus robos, lo guardaba en un garaje privado de la localidad de Es Castell mientras que otros han sido recuperados tras el registro realizado en el domicilio del detenido.

Fruto de la investigación de los miembros de la Policía Judicial de la Guardia Civil, se han recuperado numerosos objetos, tales

como relojes, joyas, bisutería fina, teléfonos, herramientas profesionales de alto valor económico (numerosas cajas de herramientas, motosierras, cortasetos, etc.) cañas y enseres de pesca y mobiliario de terraza, entre otros.

Como resultado de las investigaciones realizadas no se descartan nuevas detenciones por hechos de la misma naturaleza cometidos en distintos puntos de la Isla, todo ello en el marco de las tareas de investigación que se mantienen abiertas por la Compañía de la Guardia Civil de Maó.