Por un aborto libre en Chile.
Tres mujeres reclaman en Santiago (Chile) "un aborto libre, seguro y gratuito". La movilización se realiza desde el año 2013. Mario Ruiz / EFE

La ciudad de Villarrica en Chile es el epicentro estos días de un arduo debate sobre la despenalización del aborto en este país, ilegal en todo tipo de casos. En esta región, una niña de 11 años se encuentra embarazada, y los datos recabados apuntan a una violación de su padrastro como la causa.

Según publica el diario chileno 24horas, la menor declaró a los especialistas que la examinaron este lunes que sufría agresiones por parte de la pareja de su madre, que amenazó a la pequeña para que no contara nada.

Tras la denuncia de la madre, la Fiscalía de Villarrica detuvo al padrastro, que espera a que se formalice su acusación.

Debido a este terrible suceso, la población chilena ha reabierto el tema de la despenalización del aborto, que la presidenta Michelle Bachelet prometió a comienzos de esta legislatura, en 2014. Aunque solo lo permitiría en tres situaciones: malformación del feto, peligro de vida para la madre o violación.

Desde el pasado año se han conseguido avances en este campo, ya que la tramitación de la ley fue aprobada en el Congreso y espera su paso por el Senado y la tramitación con los especialistas para que se de luz verde.

A pesar de esta ley, la menor de Villarrica estará obligada a tener el bebé si no corre peligro su vida: en el caso de la violación, el gobierno da un plazo de doce semanas para interrumpir el embarazo y la niña se encuentra en su vigésima semana.