hurto de 3.000 euros a una vecina de Luarca, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

Los hechos sucedieron el pasado día 13, a las 12.30 horas, cuando el joven se identificó como revisor de una compañía eléctrica y manifestó que de forma inmediata tenía que cambiar el contador de la luz que estaba averiado.

La víctima, una mujer de 84 años de edad, le dejó entrar y cuando el falso revisor le solicitó que le pagara 250 euros por su trabajo la mujer le entregó 300, sin objeción ninguna. Al pagar, la mujer

sacó el dinero de una pequeña caja de caudales que a continuación dejó abierta sobre un mueble.

Fue entonces cuando el joven solicitó a la mujer que buscara su DNI y el de su marido para hacerle la factura y entregarle el cambio, momento que aprovechó para apoderarse de todo el dinero que había en la caja, en total 3.000 euros. Posteriormente el joven fue detenido en Gijón, donde residía, el pasado martes, por un delito de hurto. Este tenía antecedentes por lesiones.

Consulta aquí más noticias de Asturias.