El regidor popular, Javier Bonet, se ha trasladado este jueves al terreno afectado para reunirse José Mora, representante del campo de fútbol en el que entrenan una decena de equipos de niños y niñas de la zona (unos 180 jugadores aproximadamente).

Durante el encuentro, Mora le ha trasladado a Bonet su "preocupación" por la situación, ya que los daños ocasionados por el incendio, en el que se quemó parte del terreno de juego, una caseta de vestuarios y las instalaciones eléctricas, hacen "imposible" que se siga entrenando con normalidad en el campo.

En este sentido, el regidor popular, considera "fundamental" que el Ayuntamiento de Palma colabore para alcanzar "una solución" durante el tiempo que se realizan las labores de rehabilitación necesarias.

"Aunque se trate de un campo de fútbol privado, es innegable que da un servicio a los ciudadanos de la zona, por eso es importante que en Cort se solidaricen con la situación y cedan las instalaciones adecuadas para que los niños no padezcan las consecuencias del incendio" ha señalado.