Sueño, cama, insomnio
Sueño, cama, insomnio ATS

El doctor Gonzalo Pin, coordinador en la Unidad del Sueño en el centro de Valencia, ha explicado que en verano se dan cuatro circunstancias que modifican el sueño: en el caso de la alta temperatura estival, "si es superior a 22 grados el inicio del sueño se dificulta y, además, se favorecen los movimientos y despertares nocturnos". Al mismo tiempo, aumenta el ruido procedente del exterior al abrir ventanas, lo que provoca que el oído está en "actividad de vigilia" y se dificulta la profundidad y continuidad del sueño.

La segunda causa es la duración del ciclo luz-oscuridad natural al aumentar las horas de luz diurna y anochecer más tarde, lo que condiciona que el reloj biológico interno que "se pone en hora" según la luz que recibe, atrase espontáneamente la hora de dormir. De este modo, la noche biológica en verano es algo más corta que en invierno.

Otro motivo es el cambio de los hábitos diurnos, explica el doctor Pin, porque "nos levantamos más tarde, comemos y bebemos de forma diferente, alargamos nuestro ocio, perdemos el ritmo de inicio y final de sueño teniendo horarios más irregulares. El dormir no deja de ser un hábito que necesita de elementos externos para realizarse correctamente y entre estos elementos la regularidad es fundamental".

En cuanto a la siesta veraniega, recalca que debe tener una duración adecuada de aproximadamente media hora y aconseja evitar las que sean muy tardías porque contribuyen a retrasar más aún el sueño nocturno.

Si a estas cuatro condiciones se añade viaje en el que se crucen varios husos horarios (especialmente en dirección Este) la aparición del Jet-Lag alterará el sueño durante al menos 4-7 días según nuestra edad, concluye el doctor.

CONSEJOS PARA DORMIR BIEN

Los expertos recomiendan seguir algunos consejos para dormir mejor en esta época, como ventilar la habitación las horas previas a acostarse, seguir una dieta equilibrada, y mantenerse hidratado.

Según el doctor Esteban de Vicente, especialista en neurofisiología de la Unidad del Sueño de Hospital Quirónsalud Torrevieja, "para conseguir en periodo estival un sueño reparador es muy útil disponer de estrategias claras para mantener una adecuada higiene de sueño".

Alguno de los aspectos prácticos para mejorar el sueño en verano son: procurar normalizar el sueño habitual; respirar adecuadamente; alimentación adecuada; acostarse una hora y media después de una cena normal y dos horas como mínimo si ha sido copiosa; cenar de forma ligera con pocas grasas y calorías; acondicionar el ambiente; realizar una ducha con agua caliente para relajación y usar ropa cómoda de algodón para dormir.

DORMIR DEL LADO IZQUIERDO

Por otra parte, la doctora Teresa Lluch, especialista en nerurofisiología de Hospital Quirónsalud Murcia, ha explicado la importancia de la postura mientras se duerme y ha destacado que 'The Journal of Clinical Gastroenterology' ha publicado recientemente varios estudios en los que mencionan que cuando se duerme del lado izquierdo del cuerpo se favorece el drenaje linfático del cuerpo.

De igual forma, el dormir del lado izquierdo del cuerpo favorece el buen funcionamiento del aparato digestivo, lo que incide en una mejor producción de jugos gástricos y que la secreción de enzimas pancreáticas se produzca sin tanto esfuerzo. Otros beneficios para el cuerpo que se dan al dormir del lado izquierdo se refieren directamente al buen funcionamiento del corazón.

Consulta aquí más noticias de Valencia.