Imagen de recurso de un tumor
Imagen de recurso de un tumor MAITE SAENZ/INCLIVA

La investigación, llevada a cabo por el Grupo de Investigación Traslacional de Tumores Sólidos Pediátricos del Incliva, coordinado por los profesores Samuel Navarro y Rosa Noguera, profesores de la Universitat de València, ha sido publicada recientemente en la reconocida revista británica, British Journal of Cancer.

El proyecto de investigación utiliza determinadas herramientas de análisis de bioimágenes microscópicas que demuestran ser útiles también en la búsqueda de múltiples y nuevas dianas terapéuticas en el cáncer.

Las conclusiones publicadas son parte de la tesis doctoral de la doctora Irene Tadeo, en el que se cuantificaron y caracterizaron mediante el análisis de imagen microscópica proteínas fibrosas y azúcares de la matriz extracelular junto con los vasos sanguíneos en muestras tumorales de pacientes que sufrían una enfermedad neuroblástica agresiva.

102 MUESTRAS ANALIZADAS

Durante el estudio se analizaron 102 muestras de neuroblastomas pertenecientes a niños españoles clasificados según la estratificación de riesgo internacional como de alto riesgo a recaída o corta supervivencia.

El estudio morfométrico de los distintos elementos estudiados, esto es el análisis cuantitativo de la forma, tamaño, cambios y variantes, ha permitido demostrar que el entrecruzamiento y la ramificación de las fibras de reticulina, junto con la irregularidad de distintas clases de vasos sanguíneos conlleva una supervivencia libre de eventos "muy pobre", inferior al 15 por ciento tras cinco años, en un subgrupo de esos pacientes.

Según la doctora Rosa Noguera, responsable del Banco de Tumores Infantiles, "los hallazgos presentados sobre estos elementos de la matriz extracelular tumoral ofrecen un nuevo espectro de oportunidades terapéuticas en el grupo de enfermos con mayor necesidad de aplicar terapias individualizadas".

El neuroblastoma es el tumor sólido extracraneal más frecuente en los niños, si bien la mayoría se encuentra en el abdomen. A pesar de que los índices de supervivencia han mejorado, representa el 15% de las muertes infantiles por cáncer.

En España se diagnostican entre 70 y 100 niños menores de 14 años cada año, y la edad media en torno a la cual se diagnostica está en torno a los 18 meses, el 75% de ellos antes de los cuatro

años.

Por causas que hasta ahora se desconocen unos tumores evolucionan favorablemente hasta desaparecer, transformándose en benignos espontánea o químicamente y sin embargo otros se desarrollan invadiendo a pesar de los tratamientos, por lo que determinar qué factores intervienen en unos y otros es esencial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.