En un comunicado, Pastor ha destacado que "todos" los profesionales del sector reconocen "el enorme salto de calidad" que la Comunitat ha generado "durante los últimos cinco años con los festivales como fuente generadora de riqueza bajo los gobiernos del PP".

En esta línea, ha criticado la "torpeza, la falta de acierto y la mejorable gestión" del Consell porque "no ayudan", al tiempo que ha añadido que esto "pone en riesgo" un producto turístico que "significa importantes beneficios para las arcas del turismo valenciano".

Así, el 'popular' ha remarcado que festivales como Rototom Sunsplah (40.000 asistentes), Arenal Sound (60.000 asistentes), Low Festival (30.000 asistentes), FIB (35.000 asistentes), Festival de Les Arts (10.000 asistentes) o los conciertos de Vivers se han celebrado con anterioridad a la llegada del actual Consell.

A su juicio, Puig "no puede presentarse en plan colega" para hacerse un 'selfie' en la inauguración de un festival -en referencia al Arenal Sound- que otros han creado y que él ha mantenido en la incertidumbre, al filo de la suspensión, hasta días antes de su celebración. Así no se trabaja", ha sentenciado

Por ello, el diputado ha pedido al jefe del Consell "menos fotos y poses y más trabajo serio y riguroso" para potenciar el territorio como "un marco seguro y de inmejorables condiciones para que las empresas de eventos continúen apostando por la Comunitat".

"No escapa a nadie que los organizadores del evento no están contentos con la forma en que el Consell ha llevado la gestión de Arenal Sound", y ha añadido que hasta los organizadores "reclamaban al Consell estabilidad jurídica para la celebración de festivales en la Comunitat".

"AHUYENTA" LOS FESTIVALES

Para Pastor, "es poco serio mantener la incertidumbre en el festival más multitudinario de España y después aparecer con la sonrisa en busca del aplauso", ya que "si se actúa de este modo, se ponen en peligro las grandes inversiones que suponen este y otros festivales".

En este sentido, ha señalado que Ximo Puig "más que potenciar los festivales lo que hace es ahuyentarlos" porque "no sabe promocionarlos" y "al final, se convierte en un lastre para su promoción".

"UNA IMAGEN NEGATIVA DE LA COMUNITAT"

Respecto al Marenostrum, ha indicado que la gestión del Consell también "ha levantado la polémica" y ha generado "una imagen negativa" de la Comunitat como escenario para la celebración de festivales porque la cancelación a 24 horas del inicio "dejó colgados a 17.000 asistentes" y "fue noticia en todos los medios de comunicación".

Además, ha asegurado que la alternativa propuesta por el Consell a la empresa organizadora ha sido "un parche" con el que "intentar ocultar la rocambolesca denegación del emplazamiento original, una zona de la playa de Alboraya que contaba con todos los informes favorables de las administraciones intervinientes, incluso los cuatro que emitió el departamento de Costas".

Debido a esta situación, ha recordado que su grupo parlamentario registró en las Corts por el procedimiento especial de urgencia una interpelación para debatir acerca de la política del Consell sobre la promoción de festivales y que el debate no tuvo lugar en el último Pleno celebrado por "la negación del bipartito".

Para el parlamentario, todo lo ocurrido en torno a la suspensión del Marenostrum y la incertidumbre generada en torno al Arenal Sound, "ponen de manifiesto que el Consell, lejos de generar sinergias positivas y resultados satisfactorios en torno a un subsector dentro del turismo", como es el de la celebración de festivales, lo que consigue es "convertirse en un lastre para los intereses de dicho sector".

Consulta aquí más noticias de Valencia.