Según ha informado el alumnado de la Escuela de Hostelería en una nota, "era una oportunidad muy esperada porque era la primera vez que algún responsable de la Junta se sentaba para escucharles y para informar, tras petición del alumnado".

Sin embargo, "la delegada se limitó a expresar que lo entendía" pero, al tiempo, les transmitió que al haberse disuelto el Consorcio, del que eran alumnos, y pasado a Empleo, "ya han perdido su condición de alumnado, y que, por tanto, todas las personas afectadas, de querer continuar sus estudios, deberían reiniciarlos, volviéndose a presentar a una selección con todos los nuevos aspirantes".

Como "deferencia", en el baremo se iban a contar los estudios que habían recibido el primer año. Ante esto, se asegura que la gerencia de la Escuela les facilitará un certificado de los estudios realizados y las prácticas, una documentación que el alumnado lleva dos años demandando.

Por otro lado, las pruebas, "cuya naturaleza no está clara", se pretendían iniciar el 4 de agosto, un tiempo en el que "es difícil que los miembros de esa promoción castigada puedan realizarla, ya que muchos están trabajando; situación más que compleja, puesto que al haber pasado la Escuela a Empleo y considerarse en su nueva andadura formación para desempleados, hay que estar en desempleo para ser seleccionado".

Asimismo, se podría realizar la nueva prueba de acceso, en la que se incluirá como mérito haber cursado aquel primero como deferencia, "pero tendrá que ser en agosto, y para ello, tendrán que tener un día libre, deshacer los contratos e ir al paro para tener opciones de entrar".

"Entre quienes se siguen sintiendo parte de la 17ª promoción de Hostelería hay, prácticamente, unanimidad en contra de esta solución", porque no les parece justo para su caso ni para las personas aspirantes que quieran entrar en la Escuela por primera vez. Se entiende, además, que con esta propuesta de la Consejería "se está jugando al 'divide y vencerás' con el alumnado".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.