Disturbios tras el desalojo de Can Vies
Disturbios tras el desalojo de Can Vies Europa Press

Dos jueces de Barcelona han dejado a 12 agentes de los Mossos d'Esquadra a un paso del juicio al procesarlos por presuntas lesiones a varios manifestantes durante las jornadas de disturbios que se vivieron en las concentraciones en contra del cierre del centro okupa de Can Vies en mayo de 2014.

En un auto al que ha tenido acceso Europa Press, una magistrada ha procesado a cinco mossos por supuestos golpes a tres manifestantes que se habían refugiado en un portal de la plaza de Sants para esperar a que la situación se calmase durante los disturbios del 27 de mayo.

Otro magistrado ya había dejado cerca del banquillo a siete agentes más por presuntas lesiones a otros tres jóvenes durante los incidentes de la noche siguiente, y ahora, la Audiencia de Barcelona ha confirmado que "existen indicios suficientes" de que lesionaron a los tres provocándoles varias contusiones.

En ambos casos, los jueces han cerrado sus investigaciones y han instado a las partes a presentar sus escritos de acusación para que pidan la apertura del juicio oral o el archivo de la causa contra los agentes.

Un ataque policial en un portal de Sants

Respecto al primer caso, la jueza ha concluido que los cinco mossos actuaron "de común acuerdo y con ánimo de menoscabar la integridad física de los agredidos"; sin embargo, ha archivado la causa contra otros tres agentes que también estaban siendo investigados al no constar que hubiesen golpeado a los denunciantes -dos de ellos se limitaron a ejercer de escuderos-.

Sucedió sobre las 23.50 horas del 27 de mayo: dos de los denunciantes se metieron junto a otras personas en el portal del número 10 de la plaza de Sants a la espera de que la situación se calmase, y allí estaba también el tercero de los denunciantes sacando fotos con su teléfono móvil.

Un grupo de mossos se dirigió hacia estas personas en el portal y un agente presuntamente golpeó "de forma contundente" a uno de los denunciantes en cabeza, brazo, hombro y tórax; a otro supuestamente lo arrinconaron varios policías y le pegaron en la cabeza cuando ya estaba en el suelo, mientras que el que sacó fotos con el móvil fue lesionado cuando también cuando estaba agachado.

"Al percatarse de la presencia de algunos periodistas que tomaron fotografías de los hechos, los agentes cesaron de dar golpes y salieron del portal", sostiene la jueza en un auto dictado tras practicar todas la diligencias que ha visto necesarias: dictámenes forenses sobre las lesiones; declaración de los tres denunciantes; la de tres testigos y la de los agentes acusados.

La causa surge de una condena a manifestantes

La causa contra los otros siete mossos parte de la denuncia de tres manifestantes que fueron condenados en junio por un juzgado penal a una pena mínima de cárcel por hacer barricadas durante la concentración del 28 de mayo; uno de ellos, también fue condenado por lesionar a un agente de una pedrada.

El juez ya había decidido procesar a estos siete agentes al cierre de su investigación y la Audiencia de Barcelona lo ha confirmado en una resolución reciente sobre un recurso de las defensas al considerar que "existen indicios suficientes" de que lesionaron a los tres jóvenes provocándoles varias contusiones supuestamente con sus defensas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.