Podemos ha replicado al presidente regional, Miguel Angel Revilla,

que "si bien en los presupuestos importan las partidas, tanto o más importante es quién o cómo se gestionan, y le ha pedido "tolerancia cero con la corrupción".

El partido morado se ha reafirmado este lunes en su postura de exigir el cese de Salvador Blanco al frente de Sodercan como condición para apoyar el presupuesto de 2017, y ha opinado que a Revilla, cuando ha sido preguntado sobre este tema por los medios, solo le ha faltado decir "Salvador sé fuerte".

Podemos "no se puede explicar que una persona, como el presidente de Cantabria, que ha sido tan activa en la lucha frente a la corrupción en el caso Bárcenas, encubra y defienda la actuación irregular de Salvador Blanco".

"Importan las partidas e importa cómo se gestiona, por ello no se puede aceptar, y mucho menos defender, la gestión irregular ni la financiación de redes clientelares. En manos del presidente Revilla está encubrir la gestión pública irregular o exigir responsabilidades. En el primer caso se convertiría en cómplice, en el segundo actuaría como gobernante responsable. Le instamos a que adopte la línea de Podemos Cantabria de tolerancia cero con la

corrupción", afirma Podemos en un comunicado de prensa.

El partido morado subraya que "la ciudadanía cántabra le exige al Gobierno y a su presidente que actúe contra cualquier atisbo de corrupción o gestión irregular". "Nunca se puede excusar la gestión irregular de fondos públicos", afirma Podemos tras puntualizar que "no es una cuestión de nombres sino de estilo de gestión y de la importancia de los recursos de Sodercan".

Así, destaca que Salvador Blanco ha gestionado cientos de millones de euros de dinero público desde 2007 "y, por su gestión irregular, la Intervención General del Gobierno de Cantabria ha afirmado que existieron "incumplimientos significativos de legalidad", "debilidades" en las contrataciones, "propuestas poco motivadas que no cumplían con las prescripciones técnicas" o préstamos a terceros "sin vigilancia en su ejecución posterior", entre otras cosas".

Por ello, Podemos considera que "no se debe poner ni un euro de dinero público en sus manos". "Por eso no vamos a apoyar que quien ha gestionado cientos de millones y su gestión ha sido calificada como irregular siga manejando de manera opaca los millones de euros que

tanto necesitamos para el desarrollo de Cantabria", sostiene.

Podemos recalca que en la causa de GFB, en donde Salvador Blanco fue imputado y posteriormente archivada su causa, la Audiencia

a pesar de retirar la imputación en su sentencia calificaba la gestión de Sodercan como "poco ética" y "poco eficiente y responsable" con un "derroche de fondos públicos y un total desinterés en la gestión" que ha generado "un evidente y considerable perjuicio económico a la Administración Pública y a los ciudadanos de la Comunidad".

"ACTITUD CONSTRUCTIVA"

Por otro lado, Podemos asegura que mostrará una actitud "constructiva" a la hora de iniciar el debate sobre los presupuestos de 2017. Su intención es que éstos "repercutan más en el bienestar de la ciudadanía y que sirvan para reorientar la economía cántabra a un nuevo modelo productivo que garantice la sostenibilidad y futuro del trabajo de los cántabros".

Podemos cree que el presupuesto de 2017 debe incrementar la inversión en creación de empleo de calidad, en reactivación económica, en I+D+i, en sostenibilidad medioambiental y en cuestiones sociales para mejorar la provisión de bienes y servicios públicos de calidad para todos los cántabros como son la educación, la sanidad o las ayudas a la dependencia.

De manera complementaria, Podemos considera que "no hay excusas para negar la transparencia en la gestión del dinero público y que la gestión irregular y la corrupción hace que el dinero de esas partidas llegue únicamente a unos pocos bolsillos y no a toda la población".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.