La dirección de la empresa textil Nylstar ha aceptado un cambio del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción que afectaba a 155 de los 216 trabajadores, por uno temporal de toda la plantilla hasta el 31 de diciembre de 2016.

En declaraciones a Europa Press, el secretario de acción sindical de la UGT, Matías Prados, ha asegurado este lunes que desde el sindicato creen que la solución pasa por un proceso concursal, para que "el señor Cirera desaparezca de Nylstar".

Los trabajadores no creen que haya una inyección de capital y por esto intentan buscar una solución porque si no, según Prados, habrá 155 trabajadores despedidos el 15 de agosto "que no percibirán la indemnización" ya que la empresa no puede hacer frente.

Por ello, el sindicato ha presentado este lunes este ERE temporal para toda la plantilla para poder buscar soluciones para la viabilidad de Nylstar antes de fin de año y que se les paguen los atrasos y las vacaciones.

La empresa proponía un plan que afectaba al 70% de la plantilla, y que preveía despedir a 155 de los 216 trabajadores, quedando el resto como los efectivos con los que reprendería una producción que está parada desde pasado febrero.

TERRENO INDUSTRIAL

En relación al conflicto que Nylstar tiene con los trabajadores, este lunes el Ayuntamiento de Blanes ha firmado que los terrenos donde se encuentra la fábrica continuaran siendo industriales aún si la empresa llegara a cerrar.

Esta fue una reivindicación de los sindicatos que se hizo patente en la manifestación del miércoles para evitar "que la empresa especule con los terrenos" en caso del cierre de la planta de Blanes.

Consulta aquí más noticias de Girona.