Según Participa Sevilla, la aprobación plenaria de la modificación del estudio de detalle llega después de que la Gerencia de Urbanismo desestimase las alegaciones promovidas por la Asociación Parque Vivo Guadaíra, la asociación Bermejales Activa, Ecologistas en Acción, A Contramano-Asamblea Ciclista, la Autoridad Portuaria de Sevilla y Metrovacesa Suelo y Promoción S.A., que centraban sus objeciones en la "ausencia del estudio de movilidad y en la falta de planificación global de las superficies comerciales".

Con esta aprobación definitiva, según Participa, el Ayuntamiento de Sevilla pretende "favorecer la implantación de otro gran centro comercial, a pesar de carecer en la actualidad de una planificación, como ya reconocía en sentido el propio PSOE en una moción de julio de 2014 sobre el uso de la antigua fábrica de Altadis". Los socialistas, de cualquier modo, señalan que el mencionado centro comercial está avalado por el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Estas cuestiones ponen de relieve la "falta grave de planificación", según la concejal de Participa Susana Serrano, que avisa de que la operación "vulnera la legislación urbanística aplicable, haciendo que la movilidad exterior quede en un segundo plano". Para Participa Sevilla, mediante la incertidumbre que genera el presente documento, Lar España Shopping Centres "se apropiará de suelos públicos que deberían ser destinados al libre disfrute de la ciudad".

Serrano recuerda que en Sevilla ya median otros proyectos de centros comerciales, como el de Sevilla Park o el de IKEA, con lo que señala una "aparente dejación en la planificación que permite que grandes centros comerciales crezcan sin más condicionantes que las decisiones tomadas por un promotor". Según la portavoz de Participa Sevilla, en España "el 40 por ciento de la actividad inmobiliaria en 2015 se basó en la compraventa de superficies destinadas a grandes centros comerciales".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.