Tras su detención, la Policía Nacional ha informado que los detenidos, ambos con antecedentes, prestaron declaración en dependencias policiales y quedaron en libertad con cargos.

Los hechos ocurrieron sobre las 3.50 horas del 1 de julio, cuando una llamada al Servicio del 091 informaba de la activación de tres alarmas en una gasolinera de Cueto.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla policial, que comprobó que efectivamente se había activado la alarma del establecimiento, encontrándose fracturado el cristal de una puerta de la gasolinera y arrojados en el exterior varios efectos del establecimiento.

Un ciudadano contactó con los agentes que se personaron en el lugar manifestándoles que, momentos antes, había visto merodeando por la gasolinera a unos jóvenes a bordo de un ciclomotor, observando cómo se aproximaban a la puerta de la tienda y tras fracturar uno de los cristales, se introdujeron en el interior, saliendo instantes después, con varios efectos. A continuación se dieron a la fuga a bordo de una motocicleta.

Inmediatamente los efectivos policiales comenzaron a patrullar la zona, localizando en un cruce próximo, una moto con características a las facilitadas por el testigo, la cual figuraba como sustraída días antes.

Posteriormente, las gestiones practicadas por los investigadores policiales fructificaron con la identificación de ambos jóvenes, uno de ellos menor, como presuntos autores del robo con fuerza en el interior de dicha gasolinera y de la sustracción del ciclomotor que fue recuperado.

Por tal motivo, el 7 de julio se procedió a la detención del menor y el pasado día 21, tras ser localizado, practicaron la detención del otro chico.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.