La Policía Local de Gijón detuvo ayer domingo en la calle Magnus Bliskstad de Gijón a Ramón M.G. de 51 años de edad y vecino de Vega del Ciego después de que atracase el
hotel Marqués de San Esteban con un destornillador de grandes dimensiones y ocultándose con dos pañuelos como si fuera un forajido del oeste.

Fue la recepcionista del hotel la que alertó de que un individuo la había atracado con un destornillador de grandes dimensiones y que ocultaba su rostro hasta la altura de los ojos con dos pañuelos de tela. Le exigió, amenazándola con la herramienta, que le entregara todo el dinero que había en la caja, accediendo la empleada ante el temor de ser agredida.

Desde el 091 se había alertado ya del atraco al 092, informando de la descripción física del ladrón, lo que hizo que una pareja de motoristas detectase a una persona que coincidía con dicha descripción y que al verlos trató de ocultarse.

Una vez que los agentes procedieron a su identificación y cacheo comprobaron que llevaba encima alrededor de 1.000 euros y que además se contradecía en sus manifestaciones. Posteriormente los agentes pudieron confirmar que se trataba del autor del atraco.