El juez Fernando Grande-Marlaska ha pedido a los Mossos d'Esquadra y a la Policía Nacional que traten de identificar a las personas que este fin de semana quemaron fotos de los Reyes en Girona y en Molins de Rei (Barcelona), como posibles autores de un delito de injurias a la Corona.

Según informaron fuentes jurídicas, el magistrado de la Audiencia Nacional adoptó esta decisión tras recibir un informe de los Mossos en el que se relataba los incidentes relacionados con la quema de fotos de los Reyes ocurridos este fin de semana, cuando se encontraba este juez de guardia.

El pasado viernes el juez Santiago Pedraz tomó declaración por un incidente similar ocurrido también en Girona a un joven al que la Fiscalía acusó de un delito de injurias graves a la Corona y que finalmente quedó en libertad.

El juez Pedraz acordó, en contra el criterio del fiscal, dejar en libertad sin fianza y sin ninguna medida cautelar a Jaume Roura Carellas por quemar una foto de los Reyes en Girona el pasado día 13 en protesta por la presencia de Don Juan Carlos, que acudió a inaugurar el Parque Científico y Tecnológico de la Ciudad.

Una vez que la Policía y los Mossos identifiquen a las personas que pudieron participar este fin de semana en la quema de los retratos de los Reyes, Grande-Marlaska podría acordar citarles como imputados, tal como hizo la semana pasada el juez Pedraz.

Manifestación por la libertad de expresión

El pasado sábado unas 300 personas se manifestaron en Girona y unas 100 en Molins de Rei (Barcelona) en solidaridad con Roure y para pedir que se respete la libertad de expresión, y, tras leer sendos manifiestos, algunas de ellas quemaron 50 fotos de los Reyes de España