Marcha en contra planta de gas
Imagen de la marcha lenta por la N-340, a su paso por Alcanar y en sentido norte. DANI GUTIÉRREZ/ACN

Cerca de 500 vehículos recorrieron ayer en marcha lenta la carretera N-340, entre Alcanar y las localidades vecinas de Vinaròs y Sant Carles de la Ràpita, para expresar su rechazo al proyecto de construcción de un almacén y una planta de gas de la empresa Escal UGS en la zona.

Según han explicado representantes de la Plataforma en Defensa de las Tierras del Sénia, organizadora de la protesta, los vehículos realizaron en cerca de tres horas el recorrido acordado, a una velocidad que ha oscilado entre los 25 y los 35 kilómetros por hora.

Recorreron en marcha lenta la carretera N-340, entre Alcanar y las localidades vecinas de Vinaròs y Sant Carles de la Ràpita

El motivo de esta movilización es protestar por el proyecto de la empresa Escal UGS de construir un almacén y una planta de gas ante la costa de la localidad castellonense de Vinaròs y en unos terrenos situados a kilómetro y medio del centro urbano de Alcanar (Tarragona).

El portavoz de la Plataforma, Joan Ferrando, aseguró que se está "en un momento decisivo, ya que el ministro de Industria, Joan Clos, se ha mostrado favorable a valorar con las partes implicadas un cambio en el emplazamiento previsto para la planta terrestre de la gasificadora.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE TARRAGONA