En Oviedo y Gijón hay el doble de superficie verde por habitante que en Avilés. A cada habitante de la capital le corresponden 9,8 metros cuadrados de jardín público, mientras que en Gijón, a cada ciudadano le toca 9,5 metros cuadrados de terreno verde. En Avilés, la media desciende a 5,7 metros cuadrados por persona.

En Oviedo hay  2.152.000 metros cuadrados, 250.000 más que hace tan sólo dos años.  Este aumento se debe a la creación de los parques de Montecerrado y La Florida, de 67.000 y 32.000 metros cuadrados, respectivamente. Las dos mayores zonas verdes en Oviedo son las del Parque de Invierno (120.000 metros cuadrados) y el Parque de Monte Alto (133.000 metros cuadrados).

En Gijón hay 2.630.000 metros cuadrados de zona verde. La ciudad ha experimentado un notable aumento en los últimos 15 años. De hecho, casi ha triplicado el área de parques con respecto a la de 1991 (947.000 metros cuadrados).  Los parques gijoneses crecieron un total de 23.000 metros cuadrados el año pasado, con la creación de los de Viesques y Roces.

Avilés cuenta con un total de 482.403 metros cuadrados de superficie verde, de los que 271.635 corresponden a parques públicos y 126.813 a plazas arboladas o ajardinadas. El resto de áreas son jardines, que ocupan 70.255 metros cuadrados.

En cuanto al número de árboles, Oviedo está a la cabeza; actualmente tiene 9.057 ejemplares en las aceras. Además, hay que sumar otros 10.000, aproximadamente, en los parques. Gijón, por su parte, tiene 6.500 árboles. Hace sólo diez años tenía apenas 4.000.

Cinco veces más caro en la capital

El coste económico del mantenimiento de los jardines varía mucho de una ciudad a otra. En Oviedo, el Ayuntamiento se gastó el año pasado 5,5 millones de euros en podar, cuidar y mantener las 127 especies arbóreas y las 27 plantas de temporada que hay en la capital. La empresa encargada de hacerlo es una filial de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). A su vez, Gijón dispone de un presupuesto de alrededor de un millón de euros para costear el mantenimiento de los parques y jardines. En este caso, es la empresa municipal Emulsa la que lleva a cabo todos los trabajos de mantenimiento. En Avilés, el Consistorio dispone de un vivero municipal, en el que se producen cada año 150.000 plantas para uso urbano.