José Rodríguez Salvador, conocido como el violador de la Vall d’Hebron, podría haberse ido de Barcelona, ante la presión mediática y ciudadano, y se habría instalado temporalmente en Andalucía. Rodríguez Salvador salió de la cárcel el pasado sábado después de cumplir una pena de 16 años de un total de 311 a los que fue condenado. También existe la posibilidad que el violador de la Vall d’hebron decida finalmente viajar hasta la República Dominicada y ponerse bajo la tutela de una orden religiosa, tal como se ha hecho en otros casos similares. Ahora, estaría en casa de unos familiares en Andalucía, según fuentes de su entorno. La Fiscalía ya ha recurrido al Supremo su excarcelación.