Casa-molino del Perrillo en Berja
Casa-molino del Perrillo, una de las casas-palacio de Berja M.J.PEDROSA

La casa-molino del Perrillo de Berja, uno de los edificios más emblemáticos del municipio, que data del siglo XIX, será reconstruido y acogerá las dependencias de Cultura del Ayuntamiento, así como un museo, proyecto en el que se invertirán más de 670.000 euros, a pesar de que algunos inquilinos no se quieren marchar.

Por el momento, y según informó el alcalde de Berja, Antonio Torres, se ha contactado con los cuatro propietarios del edificio, que están dispuestos a vender. No obstante, existen inquilinos que no quieren marcharse del lugar. En este sentido, Torres comentó que "habrá que buscar una salida que sea factible, que les convenga también a ellos, y sino tendremos que llevar todo a cabo contemplando que tenemos inquilinos".

Una de las inquilinas que no quiere marcharse lleva 26 años viviendo en el edificio y paga una renta de 120 euros

Por su parte, Luis Caparrós, delegado de Obras Públicas, que también estuvo en la presentación del proyecto con el arquitecto ganador del concurso, Francisco Martínez Manso, explicó que "el proyecto no se va a paralizar por culpa de estos cuatro inquilinos porque hay partes de intervención como son las propiedades comunes del edificio, y después si los inquilinos llegan a un acuerdo con los propietarios se actuará sobre el edificio entero".

Por otro lado, Alejandra Moreno, una de las inquilinas, confiesa que no quiere marcharse. Ella tiene 69 y su marido, con 83, está enfermo con Parkinson. Llevan 26 años viviendo en el edificio, donde han criado a sus ocho hijos, tres de los cuales todavía viven con ellos. La casa en la que viven es bastante grande y pagan un alquiler de 120 euros. "Yo no me quiero marchar, con un hombre enfermo de Parkinson dónde me puedo marchar y pagar la cantidad que pago ahora", explica Alejandra.