Si estás esperando un bebé y aún no sabes cuál será su sexo, que sepas que tienes más probabilidades de que te salga niño que niña.

Tanto es así, que en la provincia de Valencia han nacido desde el año 2000 hasta 2005 (último dato del Instituto Nacional de Estadística) casi 12 niños más que niñas cada día.

En concreto, nacieron 4.379 varones más que mujeres. Mientras, en Valencia ciudad vieron la luz 1.269 niños más en este período.

Es tal el boom masculino en la provincia que hay familias a las que les ha costado conseguir una fémina. Este es el caso de un matrimonio, que después de traer al mundo tres varones, Paco, Sergio, Javi, por fin tuvieron a María. Ahora, entre risas, recuerdan los trucos para que Amelia tuviera una niña: «me compré libros y seguí trucos de la luna y del ciclo de la mujer, aunque no creo que fuera por eso», asegura.

Pese a todo, los expertos aseguran que es una tendencia normal. Según el sociólogo de la Universitat, Carles Simó, «las cifras están dentro de lo normal, ya que por cada 100 niñas suelen nacer 106 niños».

Además, Simó explica que las diferencias se corrigen con el tiempo, puesto que «la mortalidad de varones los primeros meses de vida es más elevada y las mujeres tienen seis años más de esperanza de vida».

La naturaleza corrige desfases

Aunque parezca un tópico, no deja de ser una gran verdad que la naturaleza es sabia. Según comenta el sociólogo de la Universitat, Carles Simó, «tras la segunda Guerra Mundial se hizo un estudio y se concluyó que hubo un aumento exagerado de la razón de masculinidad (nacimientos de varones)».

La explicación, según Simó, es que «parece que tras elevada mortalidad, sobre todo masculina, que hubo en aquella guerra, la naturaleza quiso compensar la balanza y de ahí que nacieran después tantos niños».