Adolfo Suárez, en una foto de archivo.
Adolfo Suárez, en una foto de archivo. Archivo

Quedan pocos días para que el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez cumpla 75 años, y gran parte de los medios nacionales recuerdan la figura de uno de los políticos más importantes de la historia reciente de España.

Por este motivo en el diario ABC han rescatado una entrevista que concedió Suárez a Josefina Martínez del Álamo en 1980, que en su momento fue vetada y no pudo ver la luz.

Entonces, Suárez era presidente del Gobierno y se enfrentaba a una situación difícil. Las críticas ante su forma de ver la política y ante la situación del país eran cada vez más comunes y la prensa arremetía de forma contundente contra su figura.

Algunos periodistas no obtienen los datos necesarios para hacer una información exacta

"No me conocen". Suárez sabía que los españoles realmente no le conocían, aunque también afirmó que procuraría "remediar ese desconocimiento. Quiero utilizar más los medios de comunicación. La televisión sobre todo... porque en televisión soy responsable de lo que digo, pero no soy responsable de lo que dicen que he dicho..."

Crítica a los medios

Suárez nunca se sintió cómodo con la prensa y, de hecho, criticó duramente la actuación de los medios de comunicación. "La prensa persigue intereses concretos -políticos o personales del político que le informa-. Defiende las conveniencias de alguien que instrumentaliza a ese periodista. Y los periodistas se han convertido en correas de transmisión de los intereses de grupos determinados".

"Algunos periodistas no intentan obtener los datos necesarios para hacer una información exacta" aseguró el ex presidente.

Suárez fue mucho más allá, y se sinceró hablando sobre la gente que opina sobre diferentes temas y que, realmente, no sabe de qué tratan. "Me reuní con los intelectuales gallegos que habían criticado el Estatuto de Galicia. Los he llamado reservadamente. Los he invitado a almorzar. He ido con el estatuto y lo he puesto encima de la mesa: «Señores, vamos a mirar artículo por artículo dónde está la ofensa a Galicia...» ¡Y me confesaron que no lo habían leído!"

Un político no puede ser una persona fría

Admisión de errores

Otra de las partes más interesantes de la entrevista es en la que Suárez admite haberse equivocado en bastantes cosas, aunque el político afirmó que el resultado final que ha obtenido es favorable.

"Es verdad que he cometido errores. No hay persona que no los cometa. Pero la mayoría de las veces, no tanto por lo que me acusan: excesiva concentración de poder. Al revés: mi error ha sido no ejercer el poder que legítimamente me corresponde".

Además, aseguró que un político debe implicarse en la sociedad que le rodea y no puede ser una persona fría. "Tiene que recordar que cada una de sus decisiones afecta a seres humanos. A unos beneficia y a otros perjudica. Y debe recordar siempre a los perjudicados... Gracias a Dios, yo no lo he olvidado nunca."

La democracia exige a todos una responsabiliad permanente

Imagen de los políticos

Ante el comentario de la entrevistadora sobre el desencanto que sufría la sociedad del momento con sus políticos, Suárez respondió que "la imagen que ofrecemos es terrible. Vivimos una crisis profunda que no es, en absoluto, achacable al sistema político. Pero la democracia exige a todos una responsabilidad permanente."

"Si nosotros fuéramos capaces de transmitir al pueblo ese sentido de responsabilidad, si lo tuviéramos perfectamente informado, el pueblo español asumiría todo lo que supone la soberanía ciudadana" aseguró.