Una médica imputada por la muerte de un paciente en el hospital Reina Sofía de Córdoba afirmó hoy ante el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba que cumplió con el protocolo, realizó las pruebas que eran pertinentes y no vio ningún síntoma que presentara algún tipo de hemorragia interna.

Sin embargo, según explicó a Europa Press el abogado de la acusación en este caso, Eduardo Villarejo, "no se hicieron las pruebas necesarias" porque era una persona toxicómana, que tenía cirrosis hepática, le habían apuñalado en el abdomen en distintas ocasiones, tenía muchos problemas digestivos y, además en esta ocasión, fue atendido porque se precipitó desde una primera planta.

Para el letrado, como mínimo, le tenían que haber hecho una ecografía, pero ellos no lo consideraron, le dieron el alta y lo llevaron en ambulancia hasta su casa, donde, al subir a la planta donde vivía, se desplomó y fue entonces cuando se descubrió que tenía una hemorragia interna.

Como pruebas se ha solicitado al hospital Reina Sofía radiografías y su historial clínico, aunque, como apuntó Villarejo, "la palabra la tendrá el forense para decir si el médico actuó bien o no".

Los hechos, según la denuncia de los familiares, se remontan al día 3 de marzo de 2007 cuando un hombre de 41 años fue trasladado en ambulancia al centro hospitalario cordobés después de haber caído desde un primer piso.

Una vez en el hospital, el hombre ingresó sobre las 5.07 horas de ese día en el servicio de Urgencias con fuerte dolor abdominal y costal. Una vez en el hospital fue explorado, y aunque llegó a Urgencias consciente y orientado, hubo dificultad para auscultarlo.

No tenía signos de fracturas y le realizaron una analítica y placas de tórax, abdomen, columna cervical y dorso. Por ello, sobre las 8.04 horas se le dio el alta y se le prescribió nolotil para el dolor, así como el seguimiento por el médico de cabecera, y fue llevado a casa en ambulancia. Algo antes de las 9.00 horas llegó al bloque donde vivía y tras subir tres peldaños cayó fulminado. Como aún no se había marchado la ambulancia, fue atendido por el equipo de la ambulancia que además llamó al 061 para que lo atendiesen, llevándose a cabo las maniobras de reanimación correspondientes.