Elegancia comestible
Víctor * C/ Felipe II, esquina C/ Progreso. De 13 a 17 y de 20.30 a 00.00 h. No cierran. Se tapea por 10 1. Comidas, de 30 a 80 1.

Víctor es un restaurante elegante, donde la cena se desarrolla a la sombra de las notas de un fado. Ofrece al cliente diferentes usos, propios de la cocina sevillana. Se ubica en un edificio de Aníbal González restaurado.

Su equipo de cocina ofrece talento y creatividad en los múltiples platos que configuran su carta. En ella encontramos platos basados en la cocina típica española, como las croquetas o el revuelto campero. Y, combinados con estos, hallamos platos de la cocina asiática o fusionados con tintes sudamericanos y tailandeses.

Víctor cuenta con un equipo profesional que mima la presentación de los platos para ofrecérnoslos vistosos, como el Tamel de salmón, un tronco de salmón jugoso y en su punto envuelto en una hoja de platanera con especias thai, o el Almogrote, un paté de queso de cabra emulsionado basado en la cocina canaria.

Podemos también comer diferentes tipos de panes; Brickis, una crujiente oblea de pasta rellena de productos elegidos; o platos más conocidos como el secreto ibérico a la mostaza en grano. Tienen platos tentadores como la carrillada de merluza empanada en sésamo y chutney (conserva vegetal hindú) de verduras; y otros raros, como el lomo de canguro australiano a la parrilla.

Para los amantes del vino ofrecen una carta selecta con caldos de autor, clásicos y otros interesantes.