Sólo 355 de ellos consiguieron un contrato este año.  «Los empresarios de la Región de Murcia aún ponen muchas pegas para contratar a discapacitados en las empresas porque les impone mucho la silla de ruedas», dijo ayer Carmen Gil Montesinos, presidenta de la Federación de Asociaciones Murcianas de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Murcia (FAMDIF).

Y es que de los 3.500 discapacitados que hay en la bolsa de trabajo de la asociación, sólo 355 de ellos han conseguido un empleo este año, pese a los beneficios fiscales de este tipo de contratos a los empresarios. Además, sólo 216 de ellos superan los 6 meses de contratación.

Para ir quitando fronteras, Famdif oferta un curso de formación de voluntariado, destinado a la campaña de sensibilización en las escuelas de la Región. Se llevará a cabo del 28 al 30 de septiembre en Isla Plana (Cartagena) y podrán apuntarse todos aquellos que estén interesados. Para más información, llamar al teléfono de la asociación: 968 292 826.