Protestan enjaulados contra las tiendas de mascotas de la Rambla
Activistas encerrados en una jaula en la Rambla, ayer (Toni Albir / EFE).
Los quioscos de animales apelan a la tradición. Dos activistas de AnimaNaturalis se enjaularon ayer en plena Rambla para protestar por los quioscos de venta de mascotas en esta vía emblemática de la ciudad.

Aida Gascón, coordinadora de acitividades de Anima Naturalis explicó ayer a 20 minutos que la performance intentaba llamar la atención de los mandatarios.

Rechazo de las tiendas

Dos activistas, que simulaban ser políticos, se sometieron «al sufrimiento de los animales» en una jaula, sin espacio ni para moverse. Colgando el letrero: «oferta».

Mónica Trias, presidenta de las tiendas de venta de animales de la Rambla, rechazó los argumentos de las protectoras y aseguró que «las mascotas están en perfectas condiciones, como en una tienda» y desmintió posturas como la utilizada por las protectoras que citan al tercer teniente de alcalde del Ajuntament, Jordi William Carnes, sobre la posibilidad de «mantener sólo tres tiendas de venta de animales».

Para los defensores de los derechos de los animales, la permisividad municipal contraviene las propias ordenanzas sobre tenencia de animales. Aida Gascón detalló que la normativa municipal impide «la exposición de animales en la vía pública» y evita este tipo de comercios si no superan los 40 m2 para «impedir la acumulación de jaulas sin espacio», como, dicen, sucede en la Rambla.