Fuentes de la Comandancia en Almería han indicado a Europa Press que las pesquisas abiertas tras encontrar el cadáver del burro, en las que también participan efectivos del puesto de la Guardia Civil de Turre, se mantienen "abiertas" con diversas líneas de actuación con el objetivo de localizar al autor o autores de los hechos.

No se han pronunciado, sin embargo, sobre la incidencia en la recopilación de datos del incentivo de 2.000 euros que dos familias del municipio, vecinas de los propietarios del animal, han ofrecido a través de las redes sociales a quien aporte información fiable para el buen final de la investigación policial.

'Alfalfero' fue encontrado por sus propietario en el paraje rural de El Jairo de Turre tres días después de que fuese robado de su finca. En la inspección ocular se constato que sufría "signos evidentes de maltrato". En concreto, "tenía las patas abiertas y amarradas con cuerdas a unos árboles cercanos" y presentaba múltiples lesiones.

En su petición en 'Change.org', la dueña, Cati Balastegui, relata que era un burrito "muy dócil" que siempre jugaba con mis hijos, por lo que "seguramente no ofreció resistencia a sus asesinos" y aporta como datos que "hace unos años" le hicieron lo mismo "a una burrita a la que torturaron de la misma manera" y también la mataron cerca del mismo lugar, por lo que, según señala, "sospechamos que se trata de los mismos desalmados".

Consulta aquí más noticias de Almería.