El mesías más marchoso
María Magdalena (Lorena Calero) arranca a cantar al ver a Jesús (Miquel Fernández) desfallecido tras expulsar a los comerciantes del templo.

Después de que Los productores pasara sin demasiada gloria por la cartelera, la productora Stage Entertainment tira la casa por la ventana para montar una nueva versión de la ópera rock Jesucristo Superstar, que ya tuvo un éxito masivo cuando se estrenó en España hace algo más de 30 años.

Con unas voces bastante más experimentadas y solventes que las de su anterior montaje –entre las que destaca la aportación de Ignasi Vidal en el papel de  Judas– la obra recrea la última semana de vida de Jesús.

Como suele ser habitual, la acción (que ahora transcurre en la Palestina actual y sugiere la aparición de un nuevo Jesucristo) y el vestuario (que no llega a ser del todo contemporáneo, pero que huye de la típica iconografía de la Semana Santa) se ha actualizado ligeramente para romper con las versiones precedentes.

Como en todo musical que se precie, lo bueno son los números de canto y baile, y es aquí donde esta nueva adaptación destaca por encima de todo. Se ha conservado la música original, pero hay letras nuevas, complejos cambios escénicos y números sorprendentes, como el protagonizado por Herodes en el segundo acto, que auguran un largo recorrido a esta versión de un musical clásico.

* Aut.: Andrew Lloyd Weber y Tim Rice. Inter.: Miquel Fernández, Ignasi Vidal. Teatro Lope de Vega. Tel.: 915 472 011.   c/ Gran Vía, 57. V. y S., 18 y 22 h.; D., 19.00 h. De 20 a 65 euros.