La consejera de Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Belén Fernández
La consejera de Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Belén Fernández EUROPA PRESS

La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha sido la encargada de informar de este asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. La titular de Infraestructuras ha explicado que el nuevo documento definirá los fines y objetivos de la política territorial asturiana y pretende ser una referencia para la planificación y el establecimiento de criterios homogéneos del conjunto de Asturias "desde el respeto a las competencias municipales".

Así, el documento plantea catorce directrices que pasan por el "reconocimiento expreso" del Área Metropolitana como motor del conjunto regional, la apuesta por "villas compactas, complejas y cohesionadas", la mejora de la relación entre áreas urbanas y rurales, la gestión integrada de zonas costeras, la multimodalidad y eficiencia en el transporte, o la necesidad de "superar los enfoques aislados" en el tratamiento de los espacios protegidos y su integración en una red verde, aprovechando realidades naturales susceptibles de protección.

Incluye además una iniciativa para desarrollar agrupaciones de ámbito supramunicipal a fin de elaborar un "mapa de servicios" con una oferta integrada entre los diferentes municipios para así evitar solapamientos y la sobredimensión de las administraciones, "buscando mayor calidad a menor coste".

Esta directriz no supondrá, según la consejera, una vulneración de las competencias de los ayuntamientos ni la supresión de los mismos, sino que cada municipio será libre de coordinarse con otros consistorios para delimitar dichas áreas funcionales. "Serán la participación social y los necesarios consensos municipales los que establezcan los parámetros para dibujar el mapa de servicios", ha asegurado.

Las directrices actuales, con 25 años de vigencia, fueron pioneras en su día por ser el primer instrumento de ordenación del territorio a escala regional aprobado en España. Su contribución al desarrollo y bienestar de Asturias se sustancia en que sirvieron de base para documentos posteriores de planificación territorial, como el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORNA), el Plan de Ordenación del Litoral (POLA), y otros de incidencia supramunicipal que han contribuido a mantener el patrimonio territorial y humano.

El documento se someterá a participación pública desde su publicación en el Boletín Oficial del Principado de Asturias este viernes y hasta el próximo 8 de septiembre. Los dos meses de plazo de información pública podrán ser ampliados a iniciativa de la Consejería para su tramitación si existiera demanda social o institucional en este sentido.

Consulta aquí más noticias de Asturias.