Imagen de lo incautado por la Policía.
Imagen de lo incautado por la Policía. EUROPA PRESS/POLICÍA

Según ha informado la Policía en un comunicado, la investigación se inició el pasado mes de marzo, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una persona se había fugado del centro de internamiento donde se encontraba cumpliendo condena en régimen de semiabierto, saltando el muro de separación.

Tras fugarse del centro y a fin de localizar al huido, la Policía comenzó las labores investigadoras, siendo encontrada esta persona tras diversas gestiones en una finca familiar en el término municipal de Carmona.

Las diligencias policiales y los dispositivos de vigilancias y seguimientos en torno a esta persona permitieron, además de su localización, constatar que en la finca donde se ocultaba y en connivencia con otras dos personas -detenidas en el mismo operativo-, se estaba traficando con sustancias estupefacientes, distribuyéndose desde dicho inmueble importantes partidas de droga, concretamente heroína y cocaína, que vendían a medianos traficantes ubicados en la barriada de las Tres Mil Viviendas y obteniendo por ello importantes cantidades de dinero.

El pasado día 17 de junio, los agentes que vigilaban la finca observaron cómo salía un vehículo conducido por el que pudiera ser el encargado de transportar la droga para la posterior venta a otros traficantes.

La Policía inició un operativo a fin de interceptar el vehículo, que al percatarse de la presencia policial intentó eludir a los agentes, realizando maniobras evasivas, poniendo en peligro la seguridad vial e intentando atropellar a un policía para asegurar su huida.

Ante el temor de ser detenido, el conductor tiró por la ventanilla una caja de zapatos, que contenía en su interior 2.800 gramos de heroína. Finalmente, y en una calle de la barriada de Valdezorras, abandonó el vehículo y emprendió la huída a pie, siendo alcanzado por los agentes inmediatamente.

DETENCIÓN DEL CABECILLA DE LA RED CRIMINAL

De forma paralela, los investigadores que mantenían la finca vigilada detuvieron al principal investigado -que se había fugado previamente del centro de internamiento- en el momento que intentaba abandonar el inmueble a bordo de un quad.

La última detención se llevó a cabo instantes después, cuando el tercer investigado abandonaba la finca en un vehículo de alta gama, llegando a colisionar con el vehículo policial en la maniobra de huída.

Durante el registro domiciliario realizado, la Policía se incautó de 2.800 gramos de heroína, 3.187 euros en metálico, varios teléfonos móviles y un vehículo.

Los detenidos, que ya contaban con antecedentes policiales previos e incluso con varias ordenes judiciales de detención e ingreso en prisión en vigor, fueron puestos a disposición judicial, decretándose el ingreso en la cárcel de todos ellos.

Esta operación se ha llevado a cabo por la Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.