Cola del paro
Varias personas hacen cola en una oficina del paro antes de la hora de apertura. ARCHIVO

Los últimos datos de empleo sonríen al Gobierno, pero la realidad sigue siendo muy dura para miles de españoles. Por ejemplo: el número de parados menores de 25 años que lleva más de dos años buscando empleo se ha multiplicado por seis en los últimos ocho años (desde 2008). Según un informe de Randstad, eran 24.900 en el primer trimestre de 2008 y son 138.600 en el mismo periodo de 2016.

Pero aún puede ser peor. Este estudio indica que el número de parados de larga duración se ha multiplicado por ocho en los últimos ocho años, al pasar de 243.000 en 2008 hasta 2.071.000 en el primer trimestre de 2016. Tras siete años consecutivos de incrementos, en el primer trimestre de 2016 este colectivo de profesionales experimentó su primer descenso interanual. Antes de la crisis económica, los parados que llevaban más de dos años en el desempleo representaban el 11,1%, alcanzando en 2015 el 43,7%, su cifra más alta. En el primer trimestre de 2016, por primera vez desde 2009, este porcentaje ha descendido al 43,2%.

En Baleares, sólo un 23,4% de los desempleados son de larga duraciónEl máximo de jóvenes parados de larga duración se produjo en 2014, cuando la cifra de menores de 25 años en paro desde hace más de dos años se situó en 248.800 desempleados, el equivalente al 28,2% del total de parados menores de 25 años. En 2016, este porcentaje se ha reducido hasta rozar el 21%. En la franja de 25 a 45 años, el 40,3% de los parados de esta edad llevan más de dos años buscando empleo, cifra que se eleva hasta el 56,1% en el caso de los mayores de 45 años.

En su informe, Randstad diferencia entre los parados de larga duración que ya han trabajado y aquellos que están buscando su primer empleo. El 7,4% de los desempleados que llevan más de dos años en esta situación (153.900 personas) está esperando su primera oportunidad laboral. Durante el primer trimestre de 2016, este grupo ha experimentado su primer descenso desde 2008, reduciéndose en 40.000 desempleados.

Canarias, Comunidad Valenciana y Navarra

De acuerdo con este estudio, Canarias (49,2%), Comunidad Valenciana (48,7%) y Navarra (47,8%) son las regiones con más personas en paro desde hace más de dos años sobre el total de desempleados. Por encima de la media nacional (43,2%), también se sitúan País Vasco (45,9%), Asturias (45,9%), Castilla-La Mancha (45,4%) y Murcia (44,7%).  En el lado contrario, Baleares es la comunidad que registra un menor porcentaje de parados de larga duración sobre el total de desempleados, con un 23,4%. Le siguen Cantabria, Extremadura y Castilla y León, todas ellas por debajo del 40%.

En términos absolutos, Andalucía es la región que cuenta con un mayor número de desempleados de larga duración (más de dos años en el desempleo), con 502.100. Le siguen Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid, todas ellas entre los 240.000 y 285.000 desempleados. Las comunidades con menos parados de larga duración son Navarra (20.900), Cantabria (19.500) y La Rioja (9.400).