Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, sobre las 21.20 horas del pasado día 29 la Policía fue alertada de que una persona estaba causando daños en una de las propiedades del Botánico. Una vez en el lugar, pudieron comprobar que se había arrancado una bombona de acetileno conectada a un poste de fluido eléctrico y la habían arrojado al arcén de la carretera. Ante la potencial peligrosidad de los daños, se avisó de forma inmediata al servicio de bomberos.

El denunciante señaló a la Policía que vio como un hombre había arrancado la bombona, para dirigirse acto seguido a la puerta del Jardín Botánico y emprenderla a patadas con ella hasta que consiguió abrirla y acceder al interior del recinto.

Los agentes localizaron a un hombre en el restaurante, el cual lleva consigo una caja de madera rectangular. Cuando fue requerido para que se detuviese e identificase, soltó la caja y huyó a la carrera, acometiendo a uno de los agentes. Pese a todo, el agente dio alcance al joven, que opuso resistencia y golpeó e insultó al policía. Incluso se golpeó a sí mismo con el vehículo policial, por lo que tuvo que ser asistido por un facultativo.

En el interior del restaurante se realizaron daños en un mueble antiguo valorado en unos 800 euros y la caja de madera, que pertenecía al dueño del restaurante, contenía en su interior diversos documentos y objetos personales. El hombre cuenta con diversos antecedentes policiales, siendo los últimos por hurto y amenazas y atentado a agente de la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Asturias.