Según han explicado, el texto también señala que el presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, utilizaba "a los agentes corruptos" como 'policías de partido' para "favorecer los intereses de la organización y los intereses económicos de sectores afines, en una trama mafiosa que incluía coacciones, extorsión económica y explotación sexual".

"Ante la gravedad de los hechos", MÉS per Palma considera que "trasciende la dinámica política y por responsabilidad política", creen "necesarias las dimisiones de Gijón y Rodríguez.

En este sentido, exigen "las explicaciones pertinentes al PP y a sus cargos por este entramado, el peor caso de corrupción de Palma".