La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha lamentado que "el PP hizo el agujero y los valencianos tenemos que pagarlo" tras conocerse que el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha confirmado que la Generalitat se sentará como partícipe a título lucrativo en el juicio por la contratación de las pantallas y megafonía a una sociedad pantalla de la trama Gürtel con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006.

El magistrado ha rechazado en un auto las legaciones formuladas por la Abogacía del Gobierno valenciano, que recurrió su decisión indicando que no se benefició de las irregularidades durante la visita del Pontífice y señaló que en todo caso es una de las partes perjudicadas.

En la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, ha señalado que esta es otra muestra de la "ruina en diferido" que dejó el PP, que obliga a la administración a pagar "los agujeros que los miembros del Consell del PP fueron haciendo al frente de este gobierno en la visita del Papa y en muchas más".

Ha explicado que esas personas "han representado a la Generalitat y ahí pueden derivarse responsabilidades de carácter económico", algo que considera "muy injusto porque tienen una repercusión para todos los valencianos".

Se trata, ha indicado la portavoz, de una repercusión "terrible" porque "la sangría que ha supuesto la corrupción en esta comunidad tiene como consecuencia directa que el dinero que se desvió en corrupción no haya estado para colegios, sanidad o dependencia".

"Cuando se produce un caso de corrupción es como si entraran a tu casa a robarte; no te fuerzan la puerta, pero te están robando tu dinero que está en una caja de todos", ha remarcado Oltra, que ha censurado que la Generalitat tenga que asumir ahora unas consecuencias cuando no es responsable "de esa corrupción, de ese saqueo, de ese mal gobierno".

En todo caso, ha advertido a los responsables de esa corrupción que "no van a dormir tranquilos" porque el Consell "va a seguir persiguiendo hasta el último céntimo que se robó y persiguiendo la responsabilidad de aquellas personas que arruinaron y saquearon esta comunidad: no van a dormir tranquilos y vamos a intentar recuperar hasta el último céntimo que se robó".

"Los tribunales se encargarán de enviar a la cárcel a quien tengan que enviar, pero nosotros nos vamos a encargar de que cada euro vuelva a las arcas públicas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.