Medicamentos en un botiquín
Medicamentos en un botiquín EUROPA PRESS

Especialistas de los hospitales Quirónsalud Torrevieja y Quirónsalud Murcia ofrecen unos consejos a los viajeros que, en determinados destinos, pueden exponerse a algunos riesgos para la salud. La mayoría de estos riesgos, sin embargo, pueden reducirse si se toman las medidas adecuadas antes, durante y después del viaje.

Una correcta planificación del viaje y la adopción de las medidas preventivas apropiadas son esenciales para evitar sobresaltos. Según la doctora Ángeles Castejón, coordinadora del servicio de urgencias de Hospital Quirónsalud Murcia, "los viajeros que quieran visitar un país en desarrollo deberían acudir al médico entre cuatro y seis semanas antes del viaje, sobre todo si se requiere vacunación".

No obstante, añade, "también el viajero de última hora puede beneficiarse de una visita al médico, el cual determinará si debe vacunarse, tomar medicación antipalúdica u otras medidas específicas".

Para los destinos en los que haya riesgos para la salud significativos, especialmente en los países en desarrollo, y/o cuando la disponibilidad de determinados medicamentos no se pueda garantizar, debe llevarse un botiquín, indican desde el centro médico. Para viajar con determinados medicamentos a veces se precisa un documento médico que certifique que el viajero los requiere para su uso personal. En algunos casos se necesita incluso un certificado de la administración sanitaria.

Para minimizar el riesgo de pérdida o robo, las medicinas deben llevarse en el bolso de mano junto con un duplicado de reserva en el equipaje facturado. Salvo que se pueda asegurar su disponibilidad en el lugar de destino, deberán llevarse también artículos para la higiene dental, ocular (lentes de contacto), de la piel y personal.

Los riesgos para la salud asociados con el viaje son mayores para las personas que necesitan control médico y precauciones especiales en función de la edad o de situaciones como el embarazo. Según la doctora Gemma Ramón, responsable de la Unidad de Chequeos y especialista en Medicina de Familia de Hospital Quirónsalud de Torrevieja, "hay que considerar respecto a enfermedades preexistentes que los enfermos crónicos deben llevar en el equipaje de mano la medicación necesaria para el viaje y para toda la estancia".

"Deben llevar también, junto al resto de la documentación, el nombre y los detalles para poder contactar con su médico junto con información de su enfermedad y el tratamiento (los nombres de medicamentos por principio activo y las dosis prescritas). No hay que olvidar una carta del médico certificando la necesidad de determinados medicamentos o artículos (como jeringuillas) que les podría ser requerida en la aduana".

La doctora Ramón explica que, "a su regreso, los viajeros deben someterse a un examen médico si padecen una enfermedad crónica o si han experimentado alguna enfermedad en las semanas posteriores a la vuelta, sobre todo si tienen fiebre, diarrea persistente, vómitos, ictericia, trastornos urinarios, enfermedades de la piel o infecciones genitales".

También deben hacerlo si creen que han sido expuestos a una enfermedad infecciosa grave durante el viaje o si han pasado más de tres meses en un país en vías de desarrollo. La fiebre, a la vuelta de una zona con malaria endémica, es una emergencia sanitaria y los viajeros deben buscar atención médica inmediata.

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA UN BOTIQUÍN DE VIAJE

Desde Quirónsalud aconsejan guardar el botiquín en un lugar protegido del calor, la luz y la humedad, revisar cada año la caducidad y el estado de los medicamentos que componen el botiquín, conservar los prospectos de los medicamentos para consultar sus indicaciones y sobre todo posibles incompatibilidades o interacciones y contraindicaciones.

Asimismo, recomienda que el botiquín conste de esparadrapo o cinta adhesiva sanitaria, antiséptico limpiador de la herida, vendas, gotas oculares emolientes, repelente de insectos, tratamiento de mordeduras de insectos, descongestionante nasal, sales de rehidratación oral, tijeras y alfileres de seguridad,

analgésico sencillo (por ejemplo, 'paracetamol'), 'apósito' estéril

y termómetro clínico.

Por último, según la zona, Quirónsalud aconseja consultar con el médico si es necesario llevar algún antibiótico específico o antidiarreico.

Consulta aquí más noticias de Murcia.