El Sindicato Médico de Andalucía (SMA), tras el cierre del Hospital San Cecilio de Granada, ha manifestado que "la Administración sanitaria andaluza continúa actuando a espaldas de los intereses de los pacientes, en contra de la opinión mayoritaria de sus profesionales, al margen de los más elementales principios de accesibilidad y calidad asistencial y con intereses puramente económicos".

Según el SMA, desde que se iniciara el proceso de fusión se han realizado dos referéndums entre todos los profesionales, tomando como base el censo oficial de trabajadores, y "en las dos ocasiones más del 90 por ciento de ellos se manifestó en contra de dicha unión".

Así, desde la organización profesional se hacen eco de la concentración de este viernes en la puerta del Hospital y "mostrar nuestro apoyo a todos los compañeros que, junto con los ciudadanos van a ser víctimas colaterales de una muerte provocada, la del Hospital Clínico San Cecilio".

"Día triste", dicen, "porque hoy muere un gran hospital y la creación de un nuevo complejo no suplirá en absoluto el hueco que deja en la ciudad de Granada".

Para el sindicato, "pasamos de tener una ciudad con dos grandes hospitales dotados con todos los medios y especialidades a tener sólo uno y repartido a trozos separados por hasta 11 Km de distancia". Los pacientes, añaden, "tendrán que costearse largos desplazamientos y perder horas en trasladarse de uno a otro sitio para poder completar su asistencia".

El Sindicato Médico de Andalucía explica que, "como única solución al problema generado la Administración ha colgado un pequeño cuadro en los Centros de Salud, explicando a los usuarios a donde han de ir en caso de urgencias".

De esta forma, explican que "este folleto es la prueba de las vicisitudes que tendrán que sufrir los granadinos a partir de ahora y, además, es una forma cutre y poco efectiva de transmitir una información tan importante como ésta".

El SMA denuncia que "esta iniciativa se ha llevado a cabo sin fundamento técnico alguno, sin estudios de impacto en salud, sin una memoria justificativa ni estudio económico, sin fijar medios de control de calidad, en definitiva sin ninguna justificación previa". "Todo ello ha supuesto ya una pérdida de 343 camas desde 2013 hasta hoy y esto ocurre en una de las comunidades con menor número de camas hospitalarias por habitante", aseguran.

Los profesionales añaden que la pérdida no ha sido solo en recursos materiales, esta fusión "ha provocado también una disminución de 1.143 facultativos sanitarios de todas las categorías; una pérdida de puestos de trabajo, en momentos de crisis, que además producirá un importante descenso en los niveles de calidad asistencial".

Para el SMA, "hoy se consuma un recorte importantísimo en la Sanidad Pública de Granada: pérdida de camas, pérdida de profesionales, hospital a trozos y con mucha distancia entre ellos, disminución de la calidad asistencial, accesibilidad dificultada, incremento de las demoras al concentrarse los recursos, etc. Un paso atrás en la asistencia sanitaria en esta ciudad".

"Solo esperamos que la suma de despropósitos de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía no cause daños irreparables y se recupere pronto esa línea de gestión en la que el ciudadano y su acceso a una asistencia de calidad estaban por encima de criterios economicistas y, en muchos casos, poco transparentes", concluyen.

Consulta aquí más noticias de Granada.