La planificación establecida prevé que a partir del lunes 4 de julio, se reduzca la actividad de hospitalización con el objetivo de que el 15 de julio ya no haya ningún paciente ingresado y así no tener que trasladarlos, según informa el Govern en un comunicado.

Las obras de mejora consisten en la adaptación y el acondicionamiento de diez habitaciones, un baño asistido para pacientes con discapacidad, un despacho médico, y tareas de pintura interior y exterior del edificio.

Se prevé que las obras terminen a mediados del mes de septiembre, por lo que la actividad asistencial se prestará en los centros del Sector Sanitario de Ponent.

Así pues, los pacientes de media estancia ingresarán en el Hospital General, que funcionará a pleno rendimiento durante los meses de verano a fin de atender adecuadamente la demanda sociosanitaria. Por su parte, la actividad quirúrgica programada de cirugía menor ambulatoria se llevará a cabo en los quirófanos de Son Espases.

En cuanto al personal del Verge de la Salut, se ha planificado la cobertura de sus vacaciones y al mismo tiempo se trasladarán a Son Espases o a otros centros sanitarios del sector de Ponent para trabajar.

296 PACIENTES DE MEDIA ESTANCIA ATENDIDOS EN EL VERGE DE LA SALUT DESDE FEBRERO

El Hospital Verge de la Salut ha atendido a 296 pacientes de media estancia desde que se abrieron 29 camas en febrero de este año. La puesta en servicio de este dispositivo asistencial ha supuesto atender a los pacientes crónicos en el centro más adecuado a su proceso y liberar camas de Son Espases para que las puedan ocupar pacientes agudos.

Además, ello ha permitido reducir el coste de la estancia de este tipo de paciente, porque una cama sociosanitaria es más económica que una de agudos.

En estas 29 plazas de media estancia se han atendido pacientes crónicos avanzados con descompensación aguda que requieren ingreso hospitalario. Con esta medida se ha querido evitar la dispersión de los pacientes por los diferentes dispositivos asistenciales (urgencias, hospitales de agudos, centros sociosanitarios).

Los facultativos y el personal de enfermería del Servicio de Medicina Interna de Son Espases son los encargados de identificar potenciales candidatos a ser trasladados al Hospital Verge de la Salut entre los que están pendientes de traslado a un centro sociosanitario.

Una vez identificados estos pacientes son evaluados por el médico responsable del programa de crónicos y por el trabajador social. Si se consideran candidatos al traslado y el paciente y su familia lo aceptan, pasan a la lista de pacientes pendientes de traslado gestionada por la Unidad de Valoración Sociosanitaria (UVASS) de Son Espases.