En concreto, Romero ha participado este jueves en una rueda de prensa junto a otros representantes de IU en el que han señalado que, "desde que se realizó la reunificación del servicio de ayuda a domicilio con la Ley de Dependencia por parte de la Diputación, hace alrededor de cuatro meses, están denegando la atención de casos graves en los municipios de la provincia alegando que 'no hay disponibilidad presupuestaria'".

Frente a ello, la diputada de Cohesión Social e Igualdad ha negado, en un comunicado remitido a Europa Press, que "a los ayuntamientos estén llegando expedientes devueltos aludiendo a falta de disponibilidad presupuestaria para la prestación del citado servicio", y ha apuntado que el alcalde de La Roda "está aprovechando el momento electoral para arremeter contra un servicio, como el de la ayuda a domicilio, que es ejemplar en toda la provincia de Sevilla, y del que ningún ayuntamiento ha expresado ninguna queja".

La diputada provincial ha explicado que desde el Área de Cohesión Social e Igualdad se ha realizado un reglamento "puramente técnico, consensuado con todos los consistorios, para acceder al servicio de ayuda a domicilio", y se ha procedido a unificar este servicio municipal

con la Ley de Dependencia "porque, de hecho, la propia normativa de la Junta de Andalucía lo indica así", de modo que "es un trámite pasajero que presta el ayuntamiento hasta que se obtiene la dependencia".

"Es lógico que los criterios sean los mismos para evitar cualquier discriminación entre los propios usuarios y los territorios, y es una manera de unificar un servicio público hacia las personas", ha argumentado Ferrera, que cree que "el alcalde de La Roda está confundiendo este servicio con prestaciones domésticas, y no podemos entrar ahí".

En esa línea, la diputada ha aclarado que "se trata de una prestación que se da a una persona dependiente para ayudarla en su aseo personal, para el suministro de medicamentos, con acompañamiento, que es lo que realmente se recoge en la Ley de Dependencia".

En cuanto a aportación económica se refiere, la diputada responsable del área de Cohesión Social ha indicado que "La Roda Andalucía ha visto incrementado su presupuesto para el servicio de ayuda a domicilio, y se ha pasado de 22.000 euros en 2015 a 57.000 actualmente", al tiempo que ha aseverado que "ahora mismo hay una lista de espera mínima porque la atención que solicitan es atención doméstica, que no es la prioridad, pero que, sin duda, se va a atender siempre y cuando se cumpla con los requisitos de ingresos económicos y si se cuenta con apoyo familiar".

ELABORACIÓN DEL REGLAMENTO

"Sabemos que se están dando casos de personas que tienen altos ingresos y apoyo familiar, y a ellos no les corresponde esta prestación", ha matizado Ferrera, que también ha asegurado que "no hay ninguna persona con grado tres que no tenga la prestación en los 107 municipios sevillanos, incluyendo las tres entidades locales autónomas (ELA)". "No tenemos ninguna queja de ellos, sólo de La Roda de Andalucía", ha enfatizado Ferrera, para agregar que "es mucha casualidad que el Reglamento, que fue aprobado en el mes de febrero y que estuvo un mes de exposición para cualquier tipo de alegación, no recibiese ninguna objeción finalmente, ni por ningún grupo político, ningún ayuntamiento, colectivo o grupo profesional".

Es más, según ha proseguido, "previo a su publicación, la elaboración del Reglamento se vio con todos los servicios sociales comunitarios de todos los ayuntamientos para contar con el máximo consenso posible", y "los técnicos de la Diputación se desplazaron hasta los ayuntamientos para explicar el reglamento y para que hicieran aportaciones después de estar trabajando dos años con él". "No lo hemos sacado de la manga en un rato y, por ello, nos extraña que ahora sea cuestionado por el alcalde de La Roda solo para obtener rédito político a costa de no contar la verdad a las familias", ha abundado Ferrera.

Ha insistido en que "el servicio de ayuda a domicilio es más antiguo que la Ley de Dependencia y ahora se ha adaptado tras su regulación con la Junta de Andalucía, precisamente para evitar el desequilibrio territorial y social". "Es, por tanto, una puerta de acceso a la dependencia", ha añadido, para aseverar que "lo que no es lógico es que se conceda la ayuda a domicilio municipal y cuando llegue la aprobación de la dependencia se alegue que lo que se quiere es la prestación económica. Lo que se ha hecho es regularizar para que no haya duplicidades", ha remarcado.

De igual modo, Ferrera ha expresado que "gracias al Plan de Cohesión Social e Igualdad, que mantenemos con la misma inversión que otros años, hacemos posible la cohesión en la provincia de Sevilla". En esa línea, el servicio de ayuda a domicilio, que cuenta con 27 millones de presupuesto, "facilita que las personas que tengan mermada su autonomía puedan seguir su vida normalmente con ayuda externa", lo que ha sido "siempre una de las prioridades de la Diputación".

MODOS DE ACCEDER A LA AYUDA

Desde la institución provincial apuntan que desde la entrada en vigor de la Ley Autonómica de Dependencia hay dos maneras de acceder a esta ayuda; por un lado, a través de los servicios sociales municipales y,

por otro, por la propia ley.

La Diputación explica también que el servicio de ayuda a domicilio atiende, fundamentalmente, a personas mayores de 65 años, en torno al 90 por ciento de sus usuarios, de los cuales el 85 por ciento son mujeres. De este porcentaje de usuarios mayores de 65, el 61 por ciento tienen más de 80 años, de los que un 85 por ciento viven solos, por lo que este servicio les "evita el desarraigo que supone el ir a una residencia que, en muchos casos, está fuera de su localidad o, incluso, de su comarca".

Los servicios que se prestan, tanto para los usuarios del plan concertado como para la ley de dependencia -varía el número de horas asignadas-, son actuaciones de carácter doméstico como la limpieza del hogar, comida, planchado o acompañamiento a paseos, ocio, actuaciones terapéuticas para grandes dependientes como cambios posturales, de pañales o darles de comer.

Por tanto, los criterios para la atención doméstica especificados en este reglamento de la Diputación son la "atención a personas mayores que vivan solas y necesitan ayuda para la movilidad y tareas mínimas de subsistencia (prioritarios)". En el Reglamento se definen "situaciones sobrevenidas, como puede ser una operación quirúrgica si no se tiene apoyo familiar".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.