Se trata de uno de los diez contratos de mantenimiento que tendrán que ponerse en marcha ante el futuro servicio de operaciones del metro de Granada. Ya han sido adjudicados y están en servicio los contratos para la limpieza no técnica, así como el contrato de seguridad y vigilancia de la línea de metro. Además, ya se ha adjudicado a CAF Santana el mantenimiento del material móvil, que se viene haciendo conforme los trenes van llegando a los talleres y cocheras.

Este nuevo contrato de mantenimiento de la obra civil, que incluye plataforma del metro ligero, paradas y estaciones, entre otras infraestructuras del transporte, tendrá una primera fase de cinco meses de duración de trabajos previos durante el periodo de pre-explotación de la línea. En esta fase se realizará un inventario completo de los equipos e instalaciones que hay que mantener, se formará al personal necesario para realizar la actividad y se redactará el Plan de Mantenimiento del metropolitano.

La segunda fase, hasta completar los tres años de contrato, tendrá su inicio el día de la puesta en servicio del metro de Granada. Durante esta fase se desarrollarán los trabajos de mantenimiento del sistema durante la explotación comercial de la línea.

Esta labor de mantenimiento de la obra civil del metropolitano debe hacerse con plenas garantías de que el trabajo será continuo y eficaz, lo que quiere decir que se tiene que poner a disposición del metro la mano de obra necesaria, así como los aparatos, equipos, útiles y maquinaria suficientes para que no haya paradas en las labores de mantenimiento durante el servicio de transportes.

Este servicio de mantenimiento de la obra civil deberá coordinarse con el resto de labores de mantenimiento y conservación en las que se ha organizado el trabajo, atendiendo a las necesidades de la infraestructura, sistemas, talleres y cocheras, material móvil y limpieza. Dentro de los trabajos, se atenderán otros procedimientos, como los de energía y electrificación, sistemas de señalización, ascensores y escaleras, sistemas contra-incendios y ventilación del túnel y otros.

La línea 1 de metro de Granada es una infraestructura de transporte público de metro ligero de 16 kilómetros de longitud, de los cuales el 83 por ciento serán en superficie, que discurrirá por los términos municipales de Albolote, Maracena, Granada y Armilla. El metro de Granada se encuentra en su fase final de construcción, que se prevé a finales de 2016.

La obra civil finalizará este año, con la soldadura de vía prevista para julio, que dará continuidad a toda la traza. La implantación de los sistemas de señalización, comunicaciones y energía se prevé para finales del mes de agosto. El inicio de la explotación comercial del metro de Granada está previsto para diciembre de 2016.

Consulta aquí más noticias de Granada.