El Departamento de Territorio e Infraestructuras del Consell de Mallorca ha elaborado un nuevo proyecto para la carretera que va desde Ses Salines en la Colonia de Sant Jordi que permite ahorrar 35.000 metros cuadrados de territorio respecto del proyecto previsto por el anterior equipo de gobierno.

El objetivo es solucionar las deficiencias de esta vía para que sea más segura, "pero teniendo en cuenta el paisaje del sur de Mallorca", según indican desde la Institución insular en un comunicado.

El proyecto plantea una carretera integrada dentro del paisaje, "escapando de la macro infraestructura que contemplaba la anterior propuesta", añaden al respecto.

Además, se incorporará un paseo por bicicletas y peatones completamente arbolado desde Ses Salines en la Colonia de Sant Jordi, dando respuesta a la demanda tanto de los vecinos como de la asociación hotelera.

Según la consellera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, "se pasa de duplicar la calzada del proyecto original de la Colonia de Sant Jordi-Ses Salines a una obra más sostenible y con menos impacto por el municipio, que recoge las necesidades y de sus habitantes".

ARREGLAR LA CARRETERA DESDE SES SALINES

El ahorro de metros cuadrados del proyecto repercute también en un ahorro económico que se reinvertirá en arreglar la carretera desde Ses Salines en la rotonda de la carretera de Campos, medida que tampoco estaba prevista en el proyecto anterior.

Así, la consellera Garrido ya se ha reunido con representantes del Ayuntamiento de Ses Salines, con vecinos y asociaciones del municipio para dar a conocer los beneficios del nuevo proyecto que se plantea desde el Departamento.

De esta manera se continúa con el objetivo del Consell de Mallorca de impulsar la participación ciudadana "como parte indispensable de una mejor gestión".