Meritxell Batet, Josep Fèlix Ballesteros, Óscar López, Joan Ruiz, PSC
Meritxell Batet, Josep Fèlix Ballesteros, Óscar López, Joan Ruiz, PSC EUROPA PRESS

La candidata del PSC por Barcelona, Meritxell Batet, ha asegurado que son la única alternativa a "una derecha que ha degradado la democracia con la corrupción, con tramas vergonzosas y sobre todo haciendo un uso partidista de las instituciones públicas", en referencia al PP y la conversación del ministro Jorge Fernández y el director de la Oac.

"Me avergüenzo como ciudadana, como servidora pública, como diputada, de un gobierno capaz de tener un ministro del Interior que mantiene conversaciones vergonzosas con el director de la Oac queriendo manipular informaciones sobre partidos haciendo un uso partidista", ha dicho en un acto en Tarragona este miércoles ante unas 300 personas.

"El 26J tenemos que lograr que el Gobierno cese. Los tenemos que cesar, y los tenemos que cesar llenando las urnas de votos socialistas, porque somos el único partido que es la alternativa real al PP", ha insistido Batet, que ha defendido que el PSC representa el catalanismo constructivo que tiene la ambición de cambiar España y conquistar derechos.

Batet ha invitado a todos los catalanes a reflexionar sobre si ven a alguien mejor que el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, para presidir el Gobierno central, y ha defendido: "Si nos hacemos con sinceridad y honestidad esta pregunta, nadie encontrará un nombre mejor que Pedro Sánchez", ha dicho en un acto junto al alcalde de Tarragona, el socialista Josep Fèlix Ballesteros; el portavoz socialista en el Senado, Óscar López, y el cabeza de lista en Tarragona, Joan Ruiz.

Los socialistas son "la alternativa a los independentistas que no saben a dónde quieren ir, a la izquierda moralista que quiere darnos lecciones que no entiende mucho de humildad y que cree que la desigualdad se puede combatir con un decreto", y de una derecha que ha precarizado el trabajo con una reforma laboral vergonzosa, según Batet.

Ha asegurado que "el resto de partidos han tirado la toalla" ante el encaje de Catalunya en España, para el que los socialistas proponen una reforma federal de la Constitución que reconozca singularidades y derechos históricos de Catalunya, y también derechos que no están incluidos en la Carta Magna, que quieren mejorar para avanzar hacia un país mejor que tenga también la ambición de cambiar una Europa que también apuesta por que sea federal.

PARTIDOS "GRANDES"

Óscar López ha criticado también la conversación entre Fernández y De Alfonso -que ha tachado de instrumentalización de la justicia infame impropia de un país moderno- y la gestión del PP en el Gobierno, del que ha ironizado: "Ha subido impuestos, bajado el gasto social, incumplido el déficit, aumentado la deuda y disminuido la hucha de pensiones. Es imposible hacerlo mejor".

En referencia a Unidos Podemos, ha avisado de que no se puede pretender gobernar España con demasiadas siglas y sin un proyecto de país: "El PP es un partido muy grande, porque limita al norte con Suiza y al sur con Panamá. Podemos es también grande, porque limita al este con Grecia y al oeste con Venezuela".

"No hay que elegir entre el de la barba y el de la coleta", ha dicho en alusión a Rajoy y al candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, tras lo que ha defendido que sólo los socialistas han defendido durante 137 años los mismos principios bajo el mismo nombre, algo que ha contrapuesto al PP, que ha dicho que dejó de llamarse Alianza Popular por un pasado franquista y para evitar pagar deudas.

PAÍS DE LAS MARAVILLAS

Ruiz ha asegurado que sólo hay dos candidatos reales -refiriéndose a Rajoy y a Sánchez- y que uno es frío y gris mientras que el otro se preocupa por los problemas de la gente, y ha defendido la apuesta de los socialistas de cambiar el marco para garantizar que continúa la convivencia entre Catalunya y el resto de España.

Tras felicitar el Ramadán a los ciudadanos que lo celebran, Ruiz ha dicho que partidos catalanes hablan de "la vida en un país que será el de Alicia en el País de las Maravillas" mientras se producen recortes, hecho que ve como una actitud cobarde que no hace frente a los problemas reales aunque se rodee de frases grandilocuentes, de épica y de dibujar el futuro de rosa.

Ballesteros ha resaltado que Batet y Sánchez tienen una mirada honesta, desacomplejada y serena mientras que el PP "no puede mirar a la cara" a los ciudadanos después de haber incumplido promesas, haber mentido y divagado, y ha resaltado la diferencia que representa para los ciudadanos contar con un gobierno que considere como amigo.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.