Protesta ante San Telmo.
Protesta ante San Telmo. PAH

Hablamos de las 41 viviendas protegidas y vacías de la promoción inmobiliaria Balcones del Sol, impulsada en Sanlúcar la Mayor por Disean S.L. Merced a las movilizaciones de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y la Asociación 'Sanlúcar? Pues Participa!', en septiembre de 2014 la promotora, la Consejería de Fomento y Vivienda (entonces en manos de IU-CA) y las citadas organizaciones sociales, firmaron un protocolo de colaboración para resolver el destino de los inmuebles.

Según el acuerdo alcanzado entonces, las viviendas desocupadas serían gestionadas por la Administración autonómica para ser adjudicadas en régimen de alquiler según el registro municipal de demandantes. Sus adjudicatarios, en ese sentido, optarían a las ayudas autonómicas para inquilinos en situación de especial vulnerabilidad. Dichas ayudas, según el colectivo, subvencionaban los alquileres de las familias hasta el punto de que las mismas sólo habrían de asumir como máximo el 25 por ciento de las rentas de alquiler.

LAS AYUDAS

Pero a día de hoy, y según ha informado a Europa Press uno de los habitantes de las viviendas de esta promoción, la Administración andaluza sólo habría abonado a este colectivo las ayudas autonómicas correspondientes a "los dos meses de 2014" para los cuales regía el mencionado protocolo de colaboración, toda vez que no se sabe "nada" de las ayudas en lo que concierne a los meses de 2015 y 2106, bajo la premisa de que "lo que se quedó cerrado (es decir comprometido) fue 2014".

"Legalmente, no hay ningún papel", ha admitido este portavoz del colectivo, recordando no obstante la "palabra" o compromiso "verbal" de Juan Borrego (PSOE) como exdelegado territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda y Jesús Manuel Sánchez (PSOE) como su sucesor en dicho departamento, a la hora de buscar "una solución".

Y es que entretanto, y según avisa el colectivo, Disean S.L. habría "cedido a una gestora la administración" de la promoción, y a los moradores de las casas se les habría anunciado que van a "hacer frente a nuevos contratos" de alquiler, con cuotas de entre 250 y 370 euros en función de las dimensiones de cada vivienda durante el primer año, con incrementos de "25 euros" al año.

También se les estaría exigiendo, según el colectivo, el pago de la deuda de más 5.500 euros acumulada durante 2015 y 2016 al fallar las subvenciones autonómicas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.