Puig se ha manifestado así ante los medios en Castellón al ser preguntado por la decisión del ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, de denegar el anticipo de 450 millones con cargo a la liquidación del Presupuesto de 2014, que el Consell solicitó a principios del mes de junio.

El jefe del Consell ha indicado que este martes pidió a Cristóbal Montoro que se pudieran ver durante este miércoles en algún momento, con ocasión de la visita del ministro en funciones a Valencia a un acto electoral, "pero el señor Montoro y el señor Rajoy en todo un año no han venido a la Comunitat Valenciana como ministro o como presidente del Gobierno, pues sólo han venido a actos electorales del PP", ha lamentado.

"Me parece que eso genera una tensión territorial que no es lógica, pues no es razonable que el presidente de España y el ministro de Hacienda no vengan a la Comunitat Valenciana", ha dicho Puig, quien cree que lo que está pasando en la actitud de ambos respecto a la Comunitat Valenciana es "extraordinariamente grave", y -ha dicho- "eso sí que rompe España, es decir, hacer partidismo con los recuros de todos".

Al respecto, ha recordado que el pasado año habían llegado del Gobierno de España a la Comunitat Valenciana casi 3.000 millones de euros y que en estos momentos sólo han llegado 460, "y eso significa graves problemas para los proveedores y para la Tesorería de la Generalitat".

PATRIMONIALIZAR EL GOBIERNO

Por tanto, considera que "lo que no es posible es utilizar el dinero que pagan todos los ciudadanos en beneficio de un partido político, que los utiliza como quiere cuando está en una institución". En esta línea, ha subrayado que esta situación tiene que acabar para siempre, gobierne quien gobierne, "pues no tiene sentido que alguien patrimonialice el gobierno".

Así mismo, ha explicado que los 450 millones de euros que se han solicitado se destinarían a pagar a proveedores y a acabar de pagar las ayudas sociales relacionadas con la Ley de la Dependencia y con centros de carácter social. "Este dinero lo tiene el Estado desde hace dos años, por lo que lo lógico es que, cuando pedimos un adelanto porque hay tensiones de tesorería, se facilite a las comunidades autónomas", ha apuntado.

Según Puig, "el intento de ahogar a la Generalitat es ahogar a los valencianos", y cree que el problema "añadido" es que Montoro "sabe perfectamente de quién es la responsabilidad de los 42.000 millones de euros que tenemos de deuda". "El colmo es que quiera hacer pagar a un gobierno que ha entrado hace un año el desatino del pasado, en el que él ha participado y su propio partido es el protagonista principal". En este sentido, Puig ha pedido "un poco de seriedad, de rigor y de vengüenza".

Consulta aquí más noticias de Valencia.