El joven, de 21 años de edad, ha estado muy activo en los últimos meses, teniendo numerosos inmuebles, tanto de propiedad pública como privada, dañados por distintos puntos de la ciudad. Algunos de estos elementos son de los considerados BIC (Bienes de Interés Cultural).

Esta persona fue sorprendida e identificada por una unidad destinada en el Grupo de Barrios de esta Policía mientras realizaba un mural en la zona norte de la ciudad y, gracias a este trabajo, se ha podido relacionar a otros grafitis que presuntamente pudieran haber sido realizados por el mismo autor.

Por todo ello, según han informado fuentes policiales, se ha dado cuenta al Juzgado de Guardia de Murcia, ya que son cuantiosos los daños económicos que pudieran derivarse de la realización de los grafitis.

Por otra parte, también se van a denunciar en vía administrativa los hechos por infracción a la Ley 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana, cuya multa puede oscilar de entre 300 y 500 euros, en función de la propiedad dañada.

Consulta aquí más noticias de Murcia.