Bernard Kouchner
Bernard Kouchner, en una foto de archivo (Foto: Efe) Joseph Barrak / Efe
El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, ha afirmado que hay que mostrar firmeza a Irán para que deje de enriquecer uranio y aseguró que Francia tiene que estar preparada "para lo peor, que es la guerra", aunque matizó que no es algo que vaya a suceder por el momento.

Negociaremos hasta el final, pero al tiempo nos preparamos con seriedad

"Negociaremos hasta el final, pero al tiempo nos preparamos con seriedad. No aceptaremos una bomba nuclear más en esta región del mundo tan peligrosa. No puede haber una crisis mayor en el mundo que esa", dijo Kouchner en la cadena de televisión LCI.

El jefe de la diplomacia francesa confirmó que apuesta por el endurecimiento de las sanciones a Teherán y advirtió de que "hay que estar preparados para lo peor, que es la guerra".

"Hay que poner a punto planes en los Estados Mayores, no es algo que haremos inmediatamente. Tenemos que decir a los iraníes que no aceptaremos que se construya la bomba, que suspendan el enriquecimiento de uranio", señaló.

Sanciones "más eficaces"

Kouchner indicó que se estudian sanciones "más eficaces" fuera del marco de la ONU y a nivel europeo, que apuntarían a "los circuitos financieros".

"No afectan a los iraníes medios, sino a las grandes fortunas, los bancos y las grandes operaciones", precisó.

Confirmó que el Gobierno ha pedido a las grandes empresas francesas que "no acudan a las licitaciones" en Irán, una solicitud que "ha sido escuchada" por las multinacionales.

El ministro de Exteriores viajará este lunes a Moscú y tratará de obtener el apoyo de las autoridades rusas a las nuevas sanciones.